Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Su Bienestar, Nuestra Pasión.
Cachorro mojado que se seca con una toalla roja

Cómo bañar a un perro

5 min de lectura

Si bien a algunos perros no les importa un baño tibio y jabonoso, hay otros que lo intentarán todo para evitar entrar la bañera. Independientemente de la categoría a la que pertenezca tu perro, siempre es bueno saber cómo bañarlo para que el baño no se convierta en un caos.

Ya sea por haber paseado por un camino embarrado o por el propio olor natural del perro, bañarlo es a veces una necesidad, por lo que es importante que sepas hacerlo correctamente.

¿Con qué frecuencia se debe bañar a un perro?

A diferencia de las personas, los perros no necesitan baños diarios. Dicho esto, es recomendable que bañes a tu perro con regularidad. La frecuencia con la que debes bañarlo depende del tipo de perro que tengas.

La buena noticia es que los perros con pelaje largo rara vez necesitan más de dos o tres baños al año, ya que bañarlos demasiado elimina los aceites naturales de su pelaje. La mayoría de las veces, bastará un lavado rápido de las patas, pero si tu perro sufre un problema de salud, se ha revolcado en algo desagradable o simplemente huele un poco mal, lo más probable es que necesite un baño.

La mayoría de los perros de pelaje corto también pueden pasar mucho tiempo sin un baño, a no ser que estén muy sucios o huelan mal. En la mayoría de las razas de perros de pelaje corto, un baño una vez al mes suele ser suficiente.

A las razas con pelaje repelente al agua y a los perros con pelaje espeso les va mejor con menos baños. Procura bañar a tu perro solo cuando sea realmente necesario; de lo contrario, corre el riesgo de eliminar de su pelaje los aceites naturales e irritarle la piel.

Preparativos para bañar a un perro

Antes de abrir el grifo, es conveniente que lo tengas todo preparado. A continuación, te indicamos lo que necesitarás para bañar a tu perro.

Compra champú para perros

Es importante que utilices únicamente champú especialmente formulado para perros. ¡Nada de champú para humanos! Lo ideal es un champú con un pH neutro. Procura elegir también un champú que no contenga colorantes ni fragancias artificiales.

Elige el lugar adecuado

Si tienes un perro de raza pequeña, puedes bañarlo en el lavabo. Los perros más grandes necesitarán más espacio, por lo que la ducha o la bañera pueden ser lugares idóneos. Procura que tu perro tenga algún tipo de agarre; coloca una toalla o una alfombrilla de baño de goma en el fondo de la bañera o el lavabo. No a todos los perros les gustan los baños, por lo que también es una buena idea elegir un lugar en el que tu perro se sienta seguro y protegido.

Ten todo a punto

Antes incluso de comenzar a bañar a tu perro, dispón de forma ordenada todo lo que necesitarás junto a la zona de lavado. Te harán falta muchas toallas limpias, y es conveniente que tengas las puertas cerradas para evitar que tu perro salga corriendo hacia el sofá en cuanto termines.

Cómo bañar a un perro

Sigue esta guía paso a paso para bañar a tu perro sin demasiados sobresaltos.

1. Tranquiliza a tu perro

A muchos perros no les gusta que los bañen, así que es importante hacerles saber que lo que más nos importa es su bienestar. Háblale con voz tranquilizadora antes, durante y después del baño. También puedes darle una golosina después de bañarlo.

2. Cepilla a tu perro antes de nada

Así te asegurarás de que no haya nudos ni enredos. Los nudos retienen agua, lo que puede irritarle la piel.

3. Comprueba la temperatura del agua

Mantenla templada y comprueba su temperatura antes de lavar a tu perro.

4. Moja el cuerpo de tu perro

Sumerge su cuerpo en agua tibia y asegúrate de que su pelaje esté bien mojado, sobre todo por la parte inferior.

5. Añade el champú para perros

Echa una pequeña cantidad y frótalo por el cuerpo hasta que haga espuma. No apliques champú en la cabeza ni en la cara del perro; podría entrarle en los ojos.

6. Límpiale la cara

Si el perro también tiene sucia la cara, límpiala con un paño húmedo, pero no eches champú ni jabón.

7. Aclara a tu perro

Es importante aclarar bien al perro con agua tibia. El exceso de jabón puede irritarle la piel, por lo que es importante ser riguroso con el aclarado.

8. Seca a tu perro

Utiliza una toalla para secar bien a tu perro después del baño. También puedes usar un secador de pelo, pero procura de que esté en la configuración más suave, mantenlo alejado de su piel y tenlo en movimiento para no concentrar el calor en un solo punto durante demasiado tiempo.

9. Recompensa a tu perro

Después de bañarlo, es importante recompensarlo verbalmente. También sería buena idea darle un premio para que sepa que valoras su colaboración.

Bañar al perro: ¡Nuestros consejos como expertos!

  • Tómate el tiempo que necesites; las prisas pondrán nervioso a tu perro.
  • También es recomendable que le saques antes a dar un buen paseo para que esté más calmado durante el baño.
  • Cepilla siempre a tu perro antes del baño.
  • Elige la zona de baño adecuada para el tamaño de tu perro: un lavabo o una vieja bañera para bebés es ideal para perros pequeños, mientras que un plato de ducha o una bañera normal es mejor para razas más grandes.
  • Utiliza siempre un champú específico para perros, no uno para humanos.
  • Cuando tu perro salga de la bañera se sacudirá como un loco de forma automática, así que procura tener suficientes toallas y cubrir o quitar cualquier mueble o artículo cercano que pueda sufrir daños si se moja.
  • Si puedes convencer a otra persona para que te ayude con el baño, mucho mejor: unas manos extra te ayudarán a mantener todo bajo control.

¿Quieres más consejos sobre el aseo de los perros? Lee nuestra guía sobre cómo asear a un perro a continuación.

También podría interesarte...