Jenifer

Veterinaria y Responsable de Comunicación Técnica en Purina

Los datos científicos disponibles muestran que los gatos que siguen una dieta seca consumen menos agua que los gatos alimentados con alimentos húmedos. A pesar de esto, la mayoría de los gatos alimentados con dieta seca no desarrollan cálculos urinarios. En algunos casos en los que el gato tiene predisposición a desarrollar enfermedad urinaria, la alimentación con comida seca podría influir en la evolución de la enfermedad.

La enfermedad de las vías urinarias bajas (LUTD por sus siglas en inglés) es un grupo de varias afecciones que afectan las vías urinarias bajas (vejiga y uretra), que causan sintomatología clínica similar en perros y gatos. Las causas más comunes de LUTD son la cistitis idiopática en gatos y las infecciones bacterianas en perros. También se observan cálculos urinarios, aunque no son el problema más frecuente. Los estudios muestran que una dieta basada en alimentos secos para mascotas no es la causa principal de ninguno de estos problemas. De hecho, la obesidad y el estrés son los principales factores que pueden aumentar el riesgo de enfermedades de las vías urinarias en las mascotas.

Las mascotas sanas alimentadas con alimento seco se mantienen hidratadas bebiendo agua. Sin embargo, los gatos suelen beber muy poco. Sus antepasados vivían en los desiertos de Oriente Medio y, aunque los gatos domesticados de hoy en día están muy alejados de sus ancestros, todavía comparten algunas de esas características. Además, hay razas especialmente predispuestas a la formación de cálculos urinarios. En estos casos, la dieta desempeña una función clave, ya que puede ayudar a regular el contenido de minerales y otras sustancias para minimizar la formación de cálculos. En Purina, ofrecemos dietas secas formuladas para ayudar con el manejo nutricional de gatos con enfermedad de vías urinarias bajas (por ejemplo, PURINA PROPLAN VETERINARY DIETS UR) tu veterinario te ayudará a elegir la mejor opción para tu mascota si es necesario.

En conclusión, aunque la dieta húmeda se consideraría la opción ideal para ayudar a controlar los problemas urinarios, la comida seca también puede ser una buena alternativa. Además, una dieta completa y equilibrada basada en alimentos secos puede ser una opción perfecta para gatos y perros sin predisposición a LUTD o que no se les haya diagnosticado ninguna de sus causas primarias.