COSAS PELIGROSAS Y COSAS SEGURAS PARA MASTICAR
COSAS PELIGROSAS Y COSAS SEGURAS PARA MASTICAR
COSAS PELIGROSAS Y COSAS SEGURAS PARA MASTICAR

COSAS PELIGROSAS Y COSAS SEGURAS PARA MASTICAR

Compartir

El cuidado dental de los perros puede ser complicado, sobre todo porque cogen cosas con la boca que tal vez no sean seguras. Saber exactamente qué pueden recoger y qué no también es difícil; sigue leyendo y descubre cómo cuidar los dientes de tu perro siendo consciente de lo que no debería masticar.

¿Pueden los perros masticar palos?

Lanzar palos en el parque es un elemento básico del paseo desde hace muchos años, pero ¿sabías que los veterinarios han dicho hace poco que no es una buena idea? Parece que se les pueden clavar las astillas al llevar el palo en la boca.

Si tu perro comienza a recoger y llevar palos con la boca tampoco te asustes, la mayoría de las veces no pasa nada. Pero sí es una buena idea mirarle la boca después de haber cogido un palo y, si es posible, animarlo a que coja otra cosa. Los juguetes y las pelotas son una buena alternativa para aquellos los perros a los que les gusta llevar objetos en la boca mientras pasean. ¡Piensa en ello como una gran oportunidad para elegir juguetes nuevos para tu perro!

¿Tu perro mastica piedras?

Muchos perros disfrutan jugando con piedrecitas que encuentran al pasear y en el jardín. Esto se debe a que normalmente tienen un olor específico al estar fuera y son del tamaño perfecto para llevar en la boca. Sin embargo, si tu perro las mastica con frecuencia, se le desgastará el esmalte de los dientes. El esmalte es la capa protectora de los dientes; si esta capa se desgasta demasiado, el perro podría sentir incomodidad al comer. Por eso es importante animarlo a masticar cosas más seguras, como juguetes blandos y huesos de perro, en lugar de las piedrecitas del jardín.

Perros que mastican plástico

Aunque la mayoría del plástico puede parecernos suave, si se parte se vuelve afilado. Esto significa que si el perro tiende a masticar juguetes como discos voladores u otros objetos de plástico que encuentra en casa, podrían hacerse daño sin darse cuenta. Recomendamos mantener el plástico fuera del alcance de los perros si es posible y, además, revisar los juguetes, como los discos voladores, de manera regular para detectar posibles fisuras y grietas. Si un juguete está comenzando a romperse, es hora de tirarlo y comprar uno nuevo.

¿Puedes darle huesos al perro?

De vez en cuando, a muchos dueños les gusta darle al perro un hueso como recompensa. Aunque estos huesos son un buen premio, pueden ser perjudiciales. Cuando los huesos se desgastan significativamente al masticarlos, los perros se los pueden tragar sin querer, lo que puede provocar molestias intestinales. Recomendamos que vigiles a tu perro cuando mastique un hueso de este tipo para procurar que no le pase nada. También es buena idea limitar el tiempo que pasan royendo el hueso. Mejor aún, puedes comprarle uno sintético especial para masticar. Estos huesos son mucho más seguros y están diseñados exclusivamente para mascotas, por lo que son un premio seguro y sabroso que tu perro disfrutará.

Maíz en mazorca

Si alguien te preguntara qué no deberías dejar que mastique el perro, seguramente no pensarías en el maíz en su mazorca. Sin embargo, el maíz es mejor tenerlo bien lejos, ya que pueden quedar trocitos pequeños de mazorca al masticar y se los podrían tragar. Además de arañarle la boca, los trozos de mazorca pueden ser demasiado grandes para pasar por los intestinos. Si a tu perro le gusta robar comida (a la mayoría de los perros les gusta), procura que no pueda coger maíz en la mazorca de la mesa, de la encimera de la cocina o de la basura.

Enséñale al perro a soltar

Si el perro coge algo que no debería coger, un buen truco de entrenamiento es decirle que lo suelte. Una buena técnica es pedirle al perro que cambie una cosa por otra más deseable. Usa la orden «suéltalo» (o algo similar) mientras cambias de elemento. Hacer esto varias veces debería enseñarle al perro a dejar las cosas en cuanto se lo pidas. Esto va muy bien cuando el perro lleva algo en la boca que no debería.

Qué puedes dejarle masticar

A todos los perros les encanta masticar, pero lo bueno es que hay muchas cosas que pueden masticar sin peligro y que les guste igual. La próxima vez que vayas a la tienda de mascotas, ¿por qué no echas un vistazo a la sección de huesos y juguetes masticables especiales? Estos artículos son generalmente flexibles y difíciles de astillar. Si quieres darle a tu perro un premio sabroso, prueba con un snack masticable como las barritas Purina Dentalife Sticks ,que también le ayudarán a mantener los dientes sanos.

No siempre está claro qué cosas podrían provocarle problemas o molestias a tu perro. Sin embargo, con la formación, la información y la vigilancia adecuadas, podrás controlar mejor qué se lleva a la boca.

Si crees que necesitas más consejos después de leer este artículo, te recomendamos que hables con un veterinario. Echa un vistazo a nuestro directorio de perros para encontrar un veterinario cerca de ti.