Dog_eating_a_bone_desktop_0
Dog_eating_a_bone_desktop_0
Dog_eating_a_bone_desktop_0

MORDER Y MASTICAR EN EXCESO

Compartir

Si tu perro muerde muebles o mordisquea demasiado sus juguetes, puede ser el momento de revisar su salud dental. A continuación, descubrirás las posibles causas de una masticación inadecuada y aprenderás a evitar que tu perro muerda muebles y otros objetos.

Dentición del cachorro

La dentición es quizás la razón más común para que un cachorro muerda cosas. Al igual que en los humanos, la dentición es una etapa por la que todo cachorro tiene que pasar y puede ser incómodo. Morder cosas les ayuda a aliviar este dolor. El problema es que aún no entienden lo que pueden y no pueden morder.

Nuestro primer consejo para ayudar con la dentición del cachorro es darle muchos juguetes masticables seguros. Si tienen varios objetos adecuados que pueden masticar, será menos probable que muerdan cosas como muebles y cables. También es importante que juegues con tu cachorro con estos juguetes. Esto no solo os dará tiempo para relacionaros, sino que también le enseñará al pequeño que masticar sus juguetes está bien y es algo positivo.

Es importante mantener fuera del alcance del cachorro aquellos objetos que no quieres que muerda mientras este se encuentre en la etapa de dentición. Cosas como los cables eléctricos y los adornos valiosos deben colocarse o guardarse fuera de su alcance. Esto suele durar unos seis meses solamente y, en general, al cachorro se le acabará pasando esta etapa. Si pasado este tiempo el perro no deja de morder cosas como lo haría un cachorrito, puede que haya algún problema subyacente. Consúltaselo al veterinario si no estás seguro.

Causas médicas

Otra razón por la que tu perro puede estar mordiendo en exceso es por una afección médica. Si no recibe todos los nutrientes que necesita para una dieta completa y equilibrada, puede desarrollar una enfermedad conocida como «pica». Los perros con esta enfermedad tienden a comer sustancias no alimenticias de forma compulsiva. Esto puede confundirse a menudo con un problema de masticación.

También se han relacionado problemas gastrointestinales con una masticación inadecuada y excesiva. Un perro con problemas gastrointestinales muerde y mastica cosas para aliviar la sensación de enfermedad. Si crees que tu perro puede tener alguno de los problemas anteriores, acude al veterinario para que le haga un diagnóstico completo.

Ansiedad por separación

Una de las razones más comunes de una masticación inadecuada excesiva es la ansiedad por separación. Este tipo de ansiedad afecta a los perros que se ponen nerviosos cuando sus dueños los dejan solos en casa. Este tipo de estrés puede hacer que un perro muerda muebles y otras cosas. Los perros suelen mostrar otros signos de ansiedad por separación a la vez. Estos otros indicios pueden incluir ladridos excesivos, defecación y micción dentro de casa y una inquietud incesante.

La mejor manera de ayudar a un perro con ansiedad por separación a superarla es enseñarle que estar solo puede ser positivo. Si este tipo de condicionamiento no funciona, lo mejor será que se lo consultes al veterinario para averiguar qué más puedes hacer para ayudar a tu amigo.

Aburrimiento

El aburrimiento puede ser la causa de una serie de comportamientos inapropiados en los perros. Sacar a tu perro a pasear cada día y reservarte un rato para jugar con él puede ayudar a evitar este tipo de comportamientos. Tu perro no debe estar frustrado o aburrido: tienes que estimularlo para que sea feliz.

Para más consejos excelentes, consulta nuestra lista completa de artículos. Recuerda, un masticable DentaLife® al día no solo es un premio sabroso para el perro, sino también una forma excepcional de tenerlo entretenido y mantener sus dientes limpios. Descubre más cosas de nuestros masticables DentaLife®.