¿ESTÁN SANOS LOS DIENTES DE TU PERRO?
¿ESTÁN SANOS LOS DIENTES DE TU PERRO?
¿ESTÁN SANOS LOS DIENTES DE TU PERRO?

¿ESTÁN SANOS LOS DIENTES DE TU PERRO?

Compartir

Detectar si tu amigo canino tiene una dentadura sana puede ser complicado. Las diferentes razas de perros tienen distintos tipos de boca: el síntoma de una afección dental en una raza puede no ser exactamente el mismo para otra. Por ejemplo, la lengua de un labrador debería ser rosada si está sana; sin embargo, una lengua de color azul negruzco es completamente normal para una raza como el chow chow.

Échale un vistazo a la información siguiente y descubre cuáles son las señales de una buena salud dental canina.

Unos dientes sanos

Aunque el color ideal para una dentadura perruna es el blanco, es poco probable que el perro tenga piezas de un color blanco perlado. Sin embargo, eso no significa que tu amigo no tenga unos dientes sanos. Los dientes de los perros tienden a oscurecerse a medida que envejecen y se decoloran ligeramente.

El perro debería tener 42 dientes. Si no es el caso y, sin darte cuenta, ha perdido algunas piezas, debes llevarlo al veterinario. Los huecos en la boca podrían causar afecciones dentales más adelante. Al revisarle los dientes al perro, también debes asegurarte de que ninguno esté astillado o agrietado. Si este fuera el caso, deberías llevar al perro al veterinario.

Si tu mascota tiene una capa marrón o amarilla por la línea de las encías, es poco probable que tenga los dientes sanos. Esta capa es placa y, al igual que en los seres humanos, puede causar afecciones dentales. Con un buen cepillado de dientes y una buena rutina dental, puedes reducir este problema.

Si los dientes se han vuelto de un color más oscuro, podría deberse a varios motivos. El primero es que el diente podría estar teñido por la acumulación de placa; aunque la placa se elimine con el cepillado, puede manchar los dientes. Ciertos tipos de medicamentos también podrían ser la causa de la decoloración, así como afecciones médicas como las infecciones sistémicas.

Unas encías sanas

Muchos dueños se preguntan «¿de qué color deben ser las encías de mi perro?». En verdad, no hay una única respuesta. Las encías de un perro suelen ser rosadas; sin embargo, es completamente normal que tu perro tenga encías negras o puntos negros. Estos tipos de manchas son a menudo algo con lo que nace el perro. Aun así, es importante comprobar que estos puntos sean planos y no tengan relieve. Unas encías hinchadas podrían ser señal de tumor. Si notas que tu perro tiene todas las encías hinchadas, llévalo al veterinario inmediatamente. Además, si aparecen manchas donde antes no había ninguna, llévalo a que le hagan una revisión.

Otra forma de comprobar si tiene las encías sanas es averiguar si estas son firmes. Las encías firmes suelen ser una señal positiva; significa que tu amigo canino tiene unas encías sanas. Sin embargo, si tu perro tiene partes hinchadas o blancas en las encías, podría significar que tiene una enfermedad periodontal. Esta enfermedad se conoce como gingivitis en sus primeras etapas y puede causar mucho dolor e incluso provocar la pérdida de piezas dentales.

Una lengua sana

La lengua de un perro variará dependiendo de su tamaño y su raza. La mayoría de los perros deben tener una lengua rosada; sin embargo, una ligera variación de color es completamente normal. Hay algunas excepciones a esta regla, ya que algunas razas como los chow chow tienen una lengua azul negruzca y no rosada.

El color de la lengua de tu perro puede ser un indicador de una enfermedad dental. Las lenguas sanas no deben ser de color blanco. Si la lengua de tu perro es blanca, podría ser señal de que está anémico. En este caso, debes llevarlo al veterinario.

Algunos dueños pueden notar verruguitas en la lengua de su amigo peludo. Estas verrugas suelen ser inofensivas y deberían desaparecer en unas pocas semanas sin tratamiento. Sin embargo, si no desaparecen, debes acudir al veterinario.

Un aliento sano

Como la mayoría de los dueños ya habrán comprobado, el aliento de un perro no huele precisamente a rosas. No obstante, hay ciertos tipos de olores que debes tener en cuenta porque podrían indicar otras afecciones. El aliento «dulce» o «afrutado» podría ser un indicador de diabetes. Un aliento que huele a orina podría ser señal de que tu perro tiene una enfermedad renal. Un aliento horrible o pestilente combinado con falta de apetito puede significar que el perro sufre una enfermedad hepática. Si crees que tu perro tiene alguna de estas afecciones, deberías llevarlo al veterinario.

Para más información sobre la salud dental de los perros, consulta nuestra lista completa de artículos sobre salud dental.