Boyero de Flandes

Boyero de Flandes

Resistentes, fuertes y compactos, los Boyeros de Flandes tienen un aspecto poderoso y lleno de fuerza. Cuentan con un pelaje áspero y abundante que le da un aspecto algo desaliñado, así como barba, bigote y unas cejas pobladas. Los Boyeros se pueden encontrar en colores que van del pardo al negro, y atigrado. Las hembras adultas miden unos 59-65 cm y pesan de 27 a 35 kg. Los machos adultos miden unos 62-68 cm y pesan de 35 a 40 kg.

Boyero de Flandes
  • Tamaño: Grande
  • Aseo: Más de una vez a la semana
  • Pelo: Medio / Largo
Boyero de Flandes
  • Alergias: No
  • Ruidoso: En general, tranquilo
Boyero de Flandes
  • Grupo: De trabajo
  • Otras Mascotas: Medio
  • Adecuado para estar solo: De 1 a 3 horas
  • Muda: Moderado
  • Guardián: Alto

Origen

Los orígenes exactos de esta raza se desconocen, pero desde el siglo XVII todos los perros que trabajaban con el ganado bovino empezaron a recibir el nombre de "boyeros" (pastores bovinos) y cada región de la zona tenía su propio nombre y tipo. Estos perros eran muy valorados como pastores y guardianes. Durante la Primera Guerra Mundial, la población de boyeros quedó muy diezmada y muchas de las razas más raras se perdieron. Los únicos dos tipos que sobrevivieron fueron el Boyero de Flandes y el Boyero de las Ardenas. Francia y Bélgica reclaman para sí el origen del perro de Flandes. Un veterinario del ejército belga, el capitán Darby, puede atribuirse el mérito de garantizar la continuidad de esta raza durante los años del conflicto bélico.

Personalidad

A pesar de su aspecto imponente, los Boyeros tienen un temperamento estable y resultan muy amistosos, lo que los convierte en mascotas familiares ideales. Protectores de sus familias y hogares, pueden ser algo reservados con los extraños, aunque nunca agresivos. Tranquilos, calmados y sensibles en el hogar, son cariñosos con su familia y aceptará a otros perros y mascotas si están si se les socializa adecuadamente y entran en contacto con estos animales cuando son jóvenes.

Salud

Los Boyeros son perros relativamente resistentes, no obstante, al igual que muchas otras razas, pueden sufrir diversos trastornos oculares hereditarios y displasia de cadera (una enfermedad que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza. Esta raza está especialmente predispuesta a sufrir parálisis laríngea, que puede provocar una respiración dificultosa y con ruido.

Ejercicio

De cachorros, los Boyeros tendrán un nivel de ejercicio suficiente corriendo en sus propios jardines. En la edad adulta, son muy adaptables a las circunstancias familiares, pero deben tener al menos una hora de ejercicio diario.

Nutrición

Los perros de razas grandes, además de tener un gran apetito, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño. El Boyero es propenso a sufrir la distensión del estómago y otros problemas estomacales; unas comidas más reducidas y frecuentes podrían minimizar el riesgo.

Aseo

Esta raza cuenta con un pelaje exterior áspero y abundante que se debe mantener en una longitud de unos 6 cm. El manto inferior es cerrado y denso. Los Boyeros se deben cepillar al menos tres veces a la semana, prestando especial atención a las barbas y bigotes, para evitar que queden restos de comida. Es importante asegurarse de que el manto inferior no se quede enredado para el confort del perro. Se debe retirar el pelo antiguo del pelaje exterior al menos dos veces al año durante las temporadas de muda.

dog-breed image missing

¿Es esta la raza de perro que más se adapta a ti?

Todos los perros tienen una personalidad propia y única, pero algunos instintos y comportamientos son innatos. Prueba nuestro selector de razas y descubre qué razas de perros se adaptan mejor a tus preferencias y a tu estilo de vida. Si tu perro y tú disfrutáis de cosas parecidas, seguramente viviréis una vida feliz y satisfactoria juntos.

Próximamente Selector de Razas>

Qué tener en cuenta después

Adopción de perros

Es muy gratificante adoptar un perro de un refugio de animales o una organización. A menudo significa darles una segunda oportunidad en la vida. Hay muchos perros esperando una familia que los quiera, un hogar para siempre. Los buenos centros se esmeran al emparejar a las personas más afines con cada perro. El personal aprende todo lo que puede sobre los perros a los que acoge y pasará un tiempo conociéndote a ti, tu familia y tu estilo de vida, antes de emparejarte con alguno de sus perros. En el centro también estarán encantados de aconsejarte y responder a cualquier pregunta que puedas tener antes y después de la adopción. Haz clic aquí para más información

Encontrar un buen criador de razas de perros

Si lo que quieres es un cachorro con pedigrí, entonces lo mejor es buscar un criador de buena reputación. Habla con el secretario de algún club que pueda tener una lista de camadas disponibles o pueda ponerte en contacto con criadores de su zona. Visita concursos caninos para conocer a los criadores en persona y pregunta sobre la disponibilidad de cachorros de la raza que quieras.

Dar la bienvenida a tu perro en casa

Traigas un cachorrito a casa o le des una segunda oportunidad a un perro adulto, es un momento muy emocionante para todos. Mientras esperas el gran día, puede que necesites distraerte; afortunadamente hay algunas cosas que debes preparar antes de dar la bienvenida a tu recién llegado. Haz clic aquí para más información