DESPARASITAR A PERROS: SÍNTOMAS Y PREVENCIÓN

desparasitar perros

DESPARASITAR A PERROS: SÍNTOMAS Y PREVENCIÓN

desparasitar perros

DESPARASITAR A PERROS: SÍNTOMAS Y PREVENCIÓN

desparasitar perros
October 17, 2019

DESPARASITAR A PERROS: SÍNTOMAS Y PREVENCIÓN

¿Mi perro tiene parásitos?

 

Aunque generalmente pasen inadvertidos, no podemos descuidarnos y olvidar a los parásitos, esos voraces invertebrados que consiguen llegar a nuestros perros sin ser vistos. Son tan ávidos, que consiguen adaptarse al ámbito de sus huéspedes en cualquier momento del año. Por eso es común que los perros se contagien de pulgas y garrapatas (los parásitos externos más frecuentes), sobre todo en los perros que viven en zonas rurales.  Además, los principales síntomas de este tipo de parásitos, tales como picores o dermatitis alérgicas, son bastante evidentes. Pero, ¿qué ocurre con los parásitos internos? Estos parásitos no son visibles, por eso es muy importante que conozcas los síntomas que provocan para poder detectarlos y desparasitar a tu perro a tiempo, evitando problemas mayores. No olvides que desparasitar a tu compañero es algo que debes hacer regularmente.

 

Síntomas de un perro con parásitos externos

 

Las pulgas y las garrapatas pueden afectar a perros de todas las razas, de todas las edades y en cualquier entorno. Los síntomas que provocan estos parásitos son bastante conocidos y además, normalmente son visibles, por lo que puedes confirmar el diagnóstico a simple vista.  Cuando un perro tiene parásitos externos, suele lamerse o rascarse con mucha frecuencia, lo que puede irritar su piel. Otro de los síntomas, menos evidente, es el cansancio por causa de la anemia que le pueden provocar las pulgas y las garrapatas que se alimentan de su sangre, siendo este un caso extremo de infestación por pulgas o garrapatas. Si tu perro sufre un caso de infestación de este tipo, es importante que acudas rápidamente a tu veterinario para iniciar un tratamiento de desparasitación de inmediato. De todos modos, no olvides que el collar antiparasitario para perros así como otros métodos de prevención que te explicaremos más adelante, pueden ayudar a evitar las pulgas y las garrapatas en perros.

 

Síntomas de un perro con parásitos internos

 

Las lombrices o gusanos en perros, son los parásitos internos más comunes. Los síntomas varían según la edad y el estado físico de tu perro, pero en general, suelen provocar: diarreas, vómitos, pérdida de peso, irritación anal (puede rascarse o lamerse el ano para aliviar la irritación), decaimiento, anemia, alteraciones visibles en las heces como motitas blancas (gusanos) e inflamación del vientre, sobre todo en los cachorros.

 

¿Cómo desparasitar a un perro?

 

Antes que nada, debes saber que no es lo mismo la desparasitación interna en perros que la desparasitación externa. La primera no responde a un método de prevención, es decir, no evita que el perro se infeste con parásitos, sino que ataca a las diferentes especies de parásitos internos que entran en contacto con el organismo del can, se trata entonces de un tratamiento profiláctico. El segundo tipo de desparasitación, la externa, sí que se trata de un método preventivo, repele a las pulgas y a las garrapatas para que no muerdan al perro, y si llegan a picar a tu compañero, dicho tratamiento elimina las pulgas y las garrapatas antes de que le puedan transmitir alguna enfermedad.

 

Desparasitación interna

 

La pastilla antiparasitaria en perros es el método de desparasitación interna por excelencia. Ésta suele administrarse cada 3 meses, 4 veces al año, coincidiendo con los cambios estacionales; de manera que nos sea más fácil de recordar para nosotros. Además de los comprimidos orales o pastilla antiparasitaria, también existe el mismo tratamiento en formato de pipeta o de inyectable.

 

Si sospechas que tu perro ya ha sido infestado internamente porque notas alguno de los síntomas descritos anteriormente como, gusanos en las heces, deberás llevarle rápidamente a tu veterinario para que examine su estado de salud y le administre el tratamiento que le proteja de dichos parásitos. Los problemas que puede sufrir un perro con lombrices u otros parásitos internos como los gusanos del corazón, son muy graves y debes desparasitarle de inmediato. Normalmente con una pastilla antiparasitaria a tiempo es suficiente.

 

Desparasitación externa

 

La pastilla de desparasitación o, como comúnmente se las denomina, la pastilla antipulgas y garrapatas para perros, ataca y elimina a los parásitos que entran en contacto con el animal. Estos comprimidos actúan con un principio activo axofolaner y furalaner, etc., pertenecientes a la familia de las isoxazolinas. El aparato digestivo absorbe dichos medicamentos y los lleva al torrente sanguíneo, que pasa por los tejidos del perro y elimina a los parásitos que beben su sangre.

 

La pipeta, el espray o el collar antiparasitario para perros para la desparasitación externa en perros, funciona de manera similar a la del comprimido, elimina las pulgas y las garrapatas que entran en contacto con el can. La diferencia es la vía de absorción del principio activo, que en este caso no es oral, sino que se absorbe por vía transdérmica en contacto con la piel o se distribuye por toda la piel aprovechando la grasa de propia piel. Además de un alto efecto repelente, que las pastilla de desparasitación no ofrecen.

 

Desparasitación combinada

 

Actualmente existe el comprimido combinado. Se trata de una pastilla que combate ambos parásitos, los internos y los externos. El formato del tratamiento combinado es una golosina masticable. Este comprimido combate los gusanos, pulgas y garrapatas.

 

 

¿Cómo quitar una garrapata a un perro?

 

Si detectas una garrapata incrustada en la piel de tu perro, debes saber que ésta puede contagiarle enfermedades muy graves, por lo que urge retirársela enseguida. Quitar una garrapata no es tarea sencilla, no se puede retirar sacudiéndola con la mano, ya que está enganchada a la piel y necesitarás unas pinzas de punta fina u otros utensilios que venden en las tiendas de animales para esta tarea tan específica. Lo que debes evitar a toda costa es romper la garrapata, ya que si al tirar, la cabeza se queda enganchada a su piel, va a ser mucho más complicado sacar el resto. Lo que debes hacer para evitar que se rompa, es agarrar la garrapata lo más cerca posible de la piel con la ayuda de las pinzas o utensilio que elijas. Ten cuidado de no presionar el cuerpo de la garrapata porque podrías introducir los fluidos de ésta en el cuerpo de tu perro. Después deberás tirar hacia arriba despacio sin girar las pinzas ni dar tirones. Lo más sencillo es aplicar sobre ella un poco de spray antiparasitario para perros o cubrirla con aceite o una pomada grasa y esperar un par de horas hasta que se relaje y sea más fácil soltarla. Si no consigues quitar la garrapata fácilmente, lo mejor es dejarla en manos de un veterinario para evitar que la situación empeore si, por ejemplo, rompemos la cabeza de la garrapata sin querer.

Comparte este producto con otras personas

EmailtwitterFB