SI TU PERRO MUERDE A OTROS PERROS, CORRÍGELO

perro muerde a otros perros

SI TU PERRO MUERDE A OTROS PERROS, CORRÍGELO

perro muerde a otros perros

SI TU PERRO MUERDE A OTROS PERROS, CORRÍGELO

perro muerde a otros perros
October 17, 2019

SI TU PERRO MUERDE A OTROS PERROS, CORRÍGELO

¿Qué es la agresividad canina?

Aunque algunos sigan creyendo que la agresividad canina es una cuestión sobre todo de razas, no hay ninguna verdad en dicha creencia. Ningún perro nace siendo agresivo. La única certeza que hay en esta afirmación, es que algunas razas tienen un instinto de protección mayor. Esto significa que tienen mayor tendencia a la protección de su territorio o de su manada que otros perros.

El origen del comportamiento agresivo no se encuentra en la genética del perro, sino en los fallos de su socialización, una mala gestión de la frustración, miedos y fobias. En nuestras manos está enseñar a nuestro compañero a sentirse bien en cualquier situación y hacerlo correctamente, porque suele ir a peor si no se trata de manera adecuada.

 

¿Porqué mi perro muerde a otros perros?

Antes de morder a otro perro, es corriente que el can agresor amenace primero a su rival con gruñidos y mostrando sus dientes en un llamado pseudo ataque que, suele terminar sin consecuencias mayores al tratarse solamente de una advertencia. Pero el ataque con mordida suele surgir sin previo aviso y generalmente es debido a una disputa por el orden jerárquico. Esto significa que el can agresor quiere expulsar a su rival de la manada sin aceptar la retirada pacífica de su oponente. No es habitual que un perro muerda a otros perros, se trata de un grave problema de comportamiento que debes corregir. El primer paso para enseñar a tu perro a no morder a otros perros es reconocer el problema. Para ello, lo mejor es comenzar a entender porqué tu perro muerde a otros perros identificando las causas de su comportamiento.


Identifica las causas del porqué tu perro muerde a otros perros

El comportamiento agresivo de un can puede ser consecuencia de distintas causas como errores en la socialización, defectos en el aprendizaje y sobre todo, falta de liderazgo por nuestra parte. A continuación te listamos una serie de causas que te ayudarán a identificar las causas que le llevan a morder:

 

  • El estrés. Cuando un perro se siente en peligro a causa de otro perro, tiene 2 maneras de afrontar esta situación extrema: huyendo de su oponente o atacándole. El estrés le predispone para actuar ya sea mordiendo al otro perro o huyendo de él.

 

  • La hiperactividad o la falta de estimulación. Un perro que no satisface sus necesidades de forma adecuada por exceso de actividad o porque no tiene la oportunidad de desarrollar las habilidades innatas propias de su raza, tales como rastrear o cazar, puede generar conductas agresivas y reaccionar a niveles extremos: mordiendo a otros perros.

 

  • El miedo.  Cuando un perro teme a otros perros, una de las posibles reacciones extremas es la mordida. Debes estar muy atento al lenguaje corporal de tu perro ante otros perros ya que, a través de señales como el jadeo o la mirada fija en su objetivo estando totalmente inmóvil; tu compañero te informará sobre qué intenciones o necesidades tiene y, si las detectas a tiempo, sabrás qué hacer para que tu perro no muerda.

 

  • Socialización insuficiente o carente. Si tu perro no sabe cómo comportarse con los demás perros, seguramente reaccionará con miedo y en consecuencia, con agresividad. En este caso debes trabajar las pautas de sociabilización con tu perro o con la ayuda de un experto.

 

  • No se lleva bien con un perro en concreto.  Cuando los encuentros agresivos solamente se dan con un único can, el problema es algo menos preocupante. Esto suele ocurrir con más frecuencia entre perros machos no esterilizados. En dicho caso simplemente debes tratar de alejarle del perro que no le gusta.

 

  • Las enfermedades. Los perros que sufren dolor suelen estar irritables y ser mucho más propensos a comportamientos agresivos. También puede haber más agresividad con problemas de tiroides o con algunas infecciones víricas. En este caso lo más recomendable es que acudas a tu veterinario para poder aliviar su dolor.

 

Formas de agresión


Dependiendo de las causas, el perro puede manifestar su agresividad de diferentes formas, por lo que hay que estar muy atentos para identificar en qué momento se comporta de manera agresiva. A grandes rasgos, las principales formas de agresión son 3:

 

  1. La autodefensa. Quiere defenderse a sí mismo.
  2. La agresión protectora. Quiere defender a los miembros de su manada.
  3. La protección de recursos. Lucha por sus posesiones.

 

Lenguaje canino


Ante todo, los perros que muerden a otros perros se están expresando, es decir, dicho comportamiento forma parte del lenguaje canino. Eso no significa que debamos naturalizarlo, al contrario, debemos saber que cuando nuestro can se comporta así es porque está expresando que algo no va bien, y la mordida es su respuesta natural más extrema. Y sí, cuando la respuesta es tan desmesurada o no responde a un peligro real, es un problema. No solamente la mordida, también el gruñido, la mirada fija, las pupilas dilatadas, la piloerección, la cola alta y tensa, la rigidez corporal, la boca cerrada y en tensión; todas ellas son muestras del lenguaje agresivo de tu perro.

Tú, como líder de la manada, debes aprender a leer su lenguaje corporal para evitar que tu perro muerda a otros perros. Con el paso del tiempo, el lenguaje corporal puede variar, por lo que es muy importante contactar con un veterinario especialista en comportamiento en todos los casos en que la agresividad persista o si se produce sin mostrar señales previas de aviso.

 

¿Por qué se vuelven agresivos los perros?

Este cambio no se da repentinamente de un día para otro. La agresividad llega a formar parte del lenguaje de tu perro de manera paulatina, fruto de experiencias negativas continuadas, de miedos que se han ido reforzando con el tiempo, de vivencias traumáticas o dolores crónicos causados por una enfermedad. Un perro que se vuelve agresivo casi siempre es un perro que no ha aprendido a resolver una situación a causa de sus inseguridades. Pero por encima de todo, los perros que muerden a otros perros, nunca lo hacen por el placer de dañar o intimidar a otros perros, al contrario, están siendo víctimas de sus propios miedos.

 

Trabaja el problema

La agresividad de un perro hacia otros perros tiene como objetivo deshacerse de su rival y, para enseñarle una convivencia pacífica con los demás perros y animales, debes convertirte en el líder de la manada. Y para ello, lo primero que tienes que hacer es identificar las causas de su mal comportamiento. Una vez determinadas dichas causas, ya puedes comenzar a trabajar para cambiar el mal comportamiento de tu compañeros junto con tu perro o con un educador canino.

 

¿Qué hacer para que los perros no muerdan?

A continuación vamos a darte una serie de pautas para enseñar a los perros a no morder:

  • Debes establecer tu jerarquía y convertirte en el líder de la manada. Tu compañero puede atacar porque nota falta de liderazgo por tu parte.
  • Cuando salgas a pasear con tu perro, llévale atado con una correa corta.
  • Evita llevar a tu perro a lugares donde haya muchos otros perros para lograr un ambiente relajado que os permitirá a ambos disfrutar de la mutua compañía.
  • Préstale mucha atención durante el juego y ejercítate con él, esto le relajará.
  • Estimula su instinto rastreador. Seguir rastros olfateando el entorno le ayudará a conocer el espacio y a relajarse.
  • Si observas signos de agresividad hacia otros perros, haz como si nada y continúa paseando junto a él con total tranquilidad.
  • Jamás le premies ante un comportamiento agresivo. Calmarle con mimos y caricias cuando está respondiendo con agresividad puede reforzar su mala conducta.
  • No dudes en pedir ayuda a un experto para reeducar a un perro que responde con agresividad.
  • Ante un comportamiento agresivo, actúa rápido ofreciéndole alternativas que tu perro pueda realizar para que pierda el interés por la disputa.

 

¿Con bozal o sin bozal?

No te dejes engañar, aunque tu perro sea de lo más obediente en casa, si sabes que cuando pone una pata fuera de casa su comportamiento se vuelve agresivo, necesitará una correa corta y toda tu atención. En el caso que haya mordido a otros perros o sospeches que pueda llegar a morder haciendo caso omiso a tus indicaciones, no dudes en colocarle un bozal. El bozal es una medida de seguridad temporal, una vez hayas corregido el comportamiento de tu perro podréis olvidaros del bozal.

 

Si quieres conocer más consejos sobre el adiestramiento canino, puedes consultar nuestro artículo sobre cómo hacer que tu perro te haga caso.

Comparte este producto con otras personas

EmailtwitterFB