Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Su Bienestar, Nuestra Pasión.
Dentalife logo
dientes gato

¿Cuántos dientes tiene un gato? Anatomía de la dentadura felina

4 min de lectura
Dentalife logo
Patrocinado por Dentalife

¿Te has preguntado alguna vez cuántos dientes tiene tu gato, más allá de los que ves cuando abre la boca? ¿Sabes cuándo cambiará los dientes de leche por la dentadura definitiva? En este artículo te daremos algunas nociones esenciales sobre anatomía dental felina para que conozcas mejor a tu gato y sepas cómo velar por su salud dental.

¿CUÁNTOS DIENTES TIENEN LOS GATOS?

Tanto los humanos como los gatos somos mamíferos, pero el proceso de dentición y el número total de piezas dentales es distinto en unos que en otros. Así, cuando los gatos nacen no tienen dientes, pero al poco tiempo les salen los dientes primarios (o más conocidos como "dientes de leche"), unos dientes pequeños y afilados que en total suman 26 piezas.

Dientes de leche y dientes permanentes

Sin embargo, los dientes de un gato bebé duran mucho menos que los de los humanos y ya a los tres meses de edad les empiezan a salir los dientes permanentes. Inicia entonces el proceso de dentición definitivo, en el que los dientes permanentes crecen y empujan a los dientes de leche hasta que estos caen. En este periodo es probable que el gatito sienta molestias asociadas a la irritación de las encías y le cueste comer; además, puede que también necesite mordisquear objetos y juguetes, y babee. 

El proceso de sustitución de la dentadura de los gatos se completa hacia el octavo mes de vida del felino, cuando llega a las 30 piezas dentales (dos menos que los humanos). Aunque no es habitual, en ocasiones algunos dientes de leche no caen durante este cambio dental y permanecen hasta la vida adulta. Debes estar atento si esto sucede, ya que los dientes de leche que no han caído pueden provocar un desplazamiento de los dientes permanentes, causando dolor en las encías y en el paladar del animal; te recomendamos que acudas al veterinario para que explore la dentadura de tu gato, determine la gravedad del problema y decida la pauta a seguir (a veces puede ser necesario extirpar el diente retenido).

Tipos de dientes de un gato adulto

La dentadura de un gato adulto se compone de las siguientes piezas: 12 incisivos, 4 caninos o colmillos, 10 premolares y 4 molares, divididos en 16 dientes en la parte de arriba o maxilar superior y 14 en la mandíbula o maxilar inferior, tal como puedes observar en la siguiente ilustración:

dientes gato
  • Incisivos: Son dientes pequeños, estrechos y cortos, situados en la parte delantera de la boca del gato. Están colocados de manera rectilínea y se hacen más grandes conforme van del centro a los laterales. Hay seis en el maxilar superior y seis en la mandíbula. Tienen la función de rasgar y cortar los alimentos.
  • Caninos o colmillos: Son grandes dientes curvados colocados a cada lado de los dientes incisivos; en total tienen cuatro, dos arriba y dos abajo. En el maxilar superior hay un espacio interdental entre estos dientes y los incisivos, mientras que en el maxilar inferior están situados justo al lado de los dientes centrales. Los colmillos de un gato sirven para rasgar y desgarrar puesto que son muy afilados.
  • Premolares: Son dientes situados detrás de los caninos en la parte posterior de la boca. En el maxilar superior hay cuatro, dos a cada lado, mientras que en la mandíbula hay seis, tres a cada lado. Su función es similar a la de los colmillos.
  • Molares: Estos dientes de los gatos no aparecen hasta la edad adulta, de modo que los gatitos no tienen. Están situados en la parte más profunda de la boca y tienen cuatro en total, dos en el maxilar superior y dos en la mandíbula. Como su nombre indica, estos dientes sirven para que los gatos puedan moler y triturar la comida más dura, como el alimento seco.

¿Los gatos pueden tener problemas dentales?

La mayoría de perros y gatos sufren problemas dentales y se calcula que un 70% de los gatos de tres años desarrollan afecciones bucodentales que, en la mayoría de casos, podrían evitarse con una buena prevención y cuidado bucodental. La acumulación de placa bacteriana y sarro puede provocar mal aliento, gingivitis, enfermedad periodontal e incluso pérdida de dientes, de modo que velar por la salud de la dentadura de nuestro gato es esencial. Para ello, es muy importante que le ofrezcas una dieta de calidad, realices visitas periódicas con el veterinario para que revise su boca y mantengas una buena higiene dental diaria. Para hacerlo, puedes darle los exquisitos snacks masticables de Purina Dentalife de pollo o salmón; así le ayudarás a que la placa bacteriana y el sarro no se deposite en sus dientes (especialmente en los posteriores, más proclives a sufrir este problema por su ubicación) y tenga una dentadura fuerte y sana.

Descubre nuestras marcas para gatos:

PURINA® DENTALIFE® snacks para perros mini Vista Frontal

PURINA® DENTALIFE® snacks para perros mini

PURINA® DENTALIFE® snacks para perros pequeños Vista Frontal

PURINA® DENTALIFE® snacks para perros pequeños

PURINA® DENTALIFE® snacks para perros medianos Vista Frontal

PURINA® DENTALIFE® snacks para perros medianos

PURINA® DENTALIFE® snacks para perros grandes Vista Frontal

PURINA® DENTALIFE® snacks para perros grandes