Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Su Bienestar, Nuestra Pasión.
Dentalife logo
Dientes de gato

Cómo cuidar los dientes de tu gato

5 min de lectura
Dentalife logo
Patrocinado por Dentalife

¿Sabías que aproximadamente el 70 % de los gatos desarrollan enfermedades bucales a la edad de tres años? Al igual que nuestros propios dientes, los dientes de tu gato acumulan placa y, si no se controla, puede provocar sarro e incluso enfermedad periodontal. Ya sabes lo importante que es cuidar tus propios dientes, así que asegúrate de prestar el mismo cuidado y atención al cuidado dental de tu amigo peludo.

Señales de advertencia de problemas dentales en los gatos

Los gatos acumulan placa en los dientes al igual que nosotros. Si se deja, se endurece y forma sarro, que puede irritar las encías y causar gingivitis, una inflamación de las encías que, si no se trata, puede provocar afecciones aún más graves.  Si tu gato tiene una enfermedad dental grave y no se trata, pueden producirse más complicaciones causadas por las bacterias de la boca que, al llegar al torrente sanguíneo, pueden alcanzar, por ejemplo, el corazón y los riñones.  ¿A qué signos de problemas dentales en los gatos debes prestar atención y cómo puedes ayudar a mantener la dentadura de tu amigo felino en perfectas condiciones?

Lo primero que notarás probablemente sea el mal aliento de tu gato: ¡puede ser difícil de ignorar! Es una señal temprana de que algo podría andar mal. Otros síntomas de problemas dentales en los gatos incluyen:

  • Encías enrojecidas.
  • Sarro de color marrón amarillento en los dientes.
  • Babeo.

Si notas que algo va mal al revisar la boca de tu gato o hay un cambio en su comportamiento alimentario, lo mejor es que conciertes una cita con tu veterinario. También debería considerarse una revisión dental periódica con el veterinario para obtener una evaluación profesional que permita detectar los primeros signos de enfermedad.

Si es así, podríamos estar ante un caso desagradable de gingivitis. A veces, los gatos con una enfermedad dental grave no muestran ningún signo en absoluto; normalmente, a los gatos no les gusta armar jaleo si se sienten indispuestos, por lo que es posible que no den ninguna señal de que les duele algo.

Por eso es tan importante que revises los dientes de tu gato y las revisiones dentales en el veterinario son vitales, especialmente en el caso de los gatos senior.

Si observas algún problema, lleva a tu gato al veterinario, donde te recomendarán un tratamiento dental especializado según su estado de salud.

Cómo cepillar los dientes de tu gato

Cepillar los dientes de un gato es una forma estupenda de cuidar sus blancos dientes y reducir la placa dental. Tu veterinario puede aconsejarte que esperes un tiempo después de cualquier tratamiento profesional antes de intentar cepillarle los dientes tú mismo. Puede que tus amigos amantes de los gatos se rían de la idea de cepillarle los dientes a tu gato, pero, con tiempo y paciencia, es posible, aunque cueste un poco acostumbrarse.

Lo ideal es intentar introducir el cuidado dental a una edad temprana. Los gatitos no suelen tardar mucho en acostumbrarse al cepillado. Por lo general, cuanto más joven sea el gato cuando se inicia el cepillado, más fácil le resultará adaptarse a la rutina de cuidados en casa.

Si el cuidado dental es una novedad para tu gato, aquí tienes algunos consejos para la limpieza dental que te ayudarán a empezar:

1. Solicita consejos de limpieza dental para gatos a profesionales

Pide a tu enfermera veterinaria que te enseñe a cepillar correctamente los dientes a tu gato.

2. Elige la pasta dentífrica adecuada para tu gato

Compra pasta dentífrica especialmente formulada para gatos, con sabores como malta o pollo... ¡Qué rico! Del mismo modo que tú no querrías utilizar dentífrico para gatos, tu gato nunca debería utilizar dentífrico para humanos. De hecho, es importante no sustituir nunca la pasta dentífrica específica para gatos por pasta dentífrica de uso humano.

3. Poco a poco, acostumbra a tu gato al sabor de la pasta de dientes

Empieza poniendo la pasta de dientes para gatos en tu dedo y ofrécesela para que la lama. Hazlo a diario durante unos días mientras se acostumbra al sabor y la textura. Ten cuidado al acercar los dedos a la boca del gato; a algunos puede no gustarles nada.

4. Elige el cepillo de dientes adecuado para tu gato

A continuación, adquiere un cepillo de dientes diseñado para gatos y, si tienes más de un gato, compra uno por mascota para evitar la transmisión de bacterias. Es mejor evitar los «cepillos de dedo», ya que los gatos pueden morderlos accidentalmente, ¡con el dedo dentro! Comienza presentándole al gato el cepillo de dientes para que poco a poco se vaya familiarizando con el instrumento.

5. Crea una rutina relajante de limpieza de dientes

Elige un horario que puedas cumplir cada día para que el cepillado de dientes forme parte de la rutina habitual de tu mascota. Es importante que elijas un momento en el que ambos estéis relajados para que tanto tú como tu gato estéis tranquilos y cómodos.

6. Coloca al gato de espaldas cuando le limpies los dientes

Cuando comiences a cepillarle los dientes, asegúrate de que está de espaldas a ti, ya que podría intentar alejarse; también es menos conflictivo.

7. No te precipites. La paciencia es la clave.

Si tu gato intenta apartarte con las patas, puede que necesites a alguien que te ayude a sujetarlo, pero es mejor que intentes acostumbrarlo poco a poco tocándole repetidamente la boca y la cabeza, calmándolo con palabras suaves y tranquilizadoras, y ofreciéndole golosinas durante varios días. No hay mucha prisa por empezar a cepillarle los dientes; lo más importante es que aprenda a confiar en la pasta y el cepillo de dientes y en ti.

8. Utiliza golosinas para recompensar a tu gato por su buen comportamiento

Tira lenta y suavemente de los labios de tu gato hacia atrás y toca sus dientes con el cepillo de dientes al principio, luego para y recompénsalo.

Repite esta rutina de limpieza diariamente durante varios días. Solo cuando se sienta completamente cómodo con este proceso, debes empezar a cepillarle suavemente los dientes aplicando las cerdas a los dientes en un ángulo de 45 grados, llegando a la superficie del diente y justo por debajo del margen gingival, pero no directamente sobre las encías.

  • Empieza haciéndolo muy brevemente (unos 10 segundos) antes de recompensarlo por su paciencia.

Cuidar los dientes de tu gato: los mejores productos para el cuidado dental de los gatos

¿La limpieza dental de tu gato está resultando una pesadilla? La verdad es que a algunos gatos les cuesta llevarse bien con el cepillado dental, por mucho que se intente. En lugar de seguir estresando a tu gato, habla con tu veterinario sobre otros productos que puedes utilizar, como geles de higiene bucal.  Puedes darle estos geles a tu gato directamente o mezclarlos con su comida.

También existen snacks dentales masticables para gatos, así como dietas especiales de comida seca que contienen fibra que raspa la superficie de los dientes del gato al masticar. A algunos gatos les gusta jugar con juguetes para masticar, que pueden ayudar a reducir la acumulación de placa, pero no confíes solo en ellos: es importante seguir una rutina de cuidados en casa consistente en cepillar los dientes y acudir regularmente al veterinario para una revisión.

Es buena idea introducir el cuidado dental del gato en casa para mantener su boca lo más feliz y saludable posible durante toda su vida. Con paciencia y perseverancia, la mayoría de los gatos aprenderán a tolerar cierto nivel de limpieza dental, ya sea cepillándoles los dientes o con geles higiénicos.

Snacks dentales para gatos Dentalife

Nuestros snacks dentales para gatos Dentalife pueden administrarse diariamente como parte de la rutina de cuidado dental de tu gato. Con deliciosos sabores como salmón y pollo, estas delicias han sido diseñadas científicamente para una limpieza profunda, gracias a su textura crujiente y porosa.

Como ventaja añadida, nuestros snacks dentales para gatos pueden hasta prevenir la formación de placa y sarro, ya que limpian incluso los dientes posteriores de difícil acceso, que son los más propensos a desarrollar estos problemas. Eso sí, ten en cuenta que estos snacks no sustituyen a un alimento completo para gatos y siempre debes ofrecérselas siguiendo la ración diaria indicada en la parte superior del envase.

Inicia a tu gato en una rutina diaria de cuidado bucal con los snacks para gatos Dentalife®: ¡el crujido que limpia!

También podría interesarte...

Dentalife