Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Su Bienestar, Nuestra Pasión.
Retriever de Chesapeake

Retriever de Chesapeake

Este perro grande, musculoso y potente de patas palmeadas tiene un pelaje corto, grueso e impermeable. El manto superior es duro y el inferior fino y lanudo. Se suele describir su pelaje como «hierba muerta», porque tiene un color entre paja y helecho, aunque también puede ser rojizo/dorado o marrón. Los adultos miden entre 58 y 66 cm y pesan de 29,5 a 36,4 kg. Las hembras adultas miden entre 53 y 61 cm y pesan de 25 a 31,8 kg.

¿Sabías que?
  • Perro apto para dueños sin experiencia
  • Se requiere algo de adiestramiento
  • Le gustan los paseos enérgicos
  • Le gusta pasear más de dos horas al día
  • Perro grande
  • Babeo mínimo
  • Requiere aseo una vez por semana
  • Raza no hipoalergénica
  • Perro tranquilo
  • No es un perro guardián
  • Convive bien con otras mascotas
  • Perro familiar
Retriever de Chesapeake con ojos azules

Personalidad

Los chesapeakes tienen una vena muy independiente, aunque, al mismo tiempo, son afectuosos. Les encantan los niños, pero a veces pueden jugar con cierta brusquedad. El retriever de Chesapeake es de naturaleza protectora, con una visión positiva, juguetona y alerta en la vida, que disfruta de la compañía de otros perros y personas. No son la mejor raza para un dueño primerizo.

Retriever de Chesapeake en el agua

Origen

El retriever de Chesapeake es una raza estadounidense desarrollada a partir de perros británicos. Cuenta la leyenda que un barco naufragó en las costas de Maryland en 1807 con dos cachorros de terranova. Al rescatar el navío, los cachorros fueron regalados a los rescatadores como agradecimiento. Estos animales se cruzaron después con perros locales y las crías se cruzaron a su vez con retrievers de pelo liso y retrievers de pelo rizado, spaniels de agua irlandeses y coonhounds hasta crear el chesapeake que conocemos hoy.

Encuentra tu mascota ideal

Raza de perro Labrador tumbado junto al sofá
Encuentra tu mascota ideal
Razas de perros
¿Un perro de raza pequeña o uno grande y robusto? ¿De pelaje liso o aspero y rizado? ¿Golden Retriever o Yorkshire Terrier? Con docenas de razas de perros para elegir, sabemos que puede ser difícil encontrar al perro más afín a tu estilo de vida. ¡Déjanos ayudarte!
Cachorro caminando junto al dueño con una correa
Encuentra tu mascota ideal
Escoger el perro ideal para ti
Si estás pensando en tener un perro, es muy importante que elijas uno que encaje contigo y con tu estilo de vida. En Purina encontrarás información que puede ayudarte a tomar esta decisión.
Perro con cuello rojo sentado al lado de la dueña
Consejos
Consejos para un nuevo perro en casa
Traer un perro o cachorro a casa por primera vez es tremendamente emocionante, pero exige cierta planificación. En Purina encontrarás todo lo que necesitas saber para dar la bienvenida a tu perro a casa.
Perro con collar rojo
Consejos
Hacer de tu casa un hogar acogedor para tu perro
Una vez que hayáis tomado la decisión, es importante que le proporciones a tu perro un espacio seguro en el que vivir. En Purina encontrarás más información sobre cómo preparar una casa y jardín ideal para perros.
Perro tumbado con collar rojo
Adopción
Es increíblemente gratificante adoptar un perro de un refugio de animales o una protectora. A menudo significa ofrecerles una segunda oportunidad de vida. Hay muchos perros esperando una familia pero, ¿qué puedes esperar del proceso?
Perro con collar rojo mirando por la ventana
Encuentra tu mascota ideal
Dónde adoptar un perro
¿Sabías que en España hay muchos centros que ofrecen la oportunidad de adoptar un perro? Numerosos refugios, albergues o protectoras te informarán de los pasos a seguir a la hora de adoptar un perro, ya que es una decisión importante. A continuación te damos las claves de dónde adoptar un perro, qué tener en cuenta y la visita al centro en concreto.
Propietario comprobando el collar del perro
Encuentra tu mascota ideal
Requisitos para adoptar un perro
Cuando te planteas acoger un perro, lo primero que debes considerar seriamente es si dispones del tiempo y la predisposición para hacerlo. Incorporar un perro en tu rutina, sobre todo si es un cachorro, implica un nivel de dedicación y esfuerzo importante, que puede modificar mucho tu estilo de vida.