Balinés

Balinese
El gato balinés es un gato bonito y elegante, de tamaño mediano, con las mismas líneas estilizadas y esbeltas del siamés. El cuerpo es grácil y esbelto, la cabeza tiene un perfil recto y tiene grandes orejas, que pueden presentar mechones. Tiene un pelaje sedoso y vaporoso que puede medir de uno a varios centímetros de longitud y cae lacio sobre el cuerpo. La cola es larga y emplumada, con pelo mucho más largo que en el resto del cuerpo. El balinés no tiene un manto inferior lanoso, por lo que se clasifica oficialmente como «de pelo semilargo». Los ojos son de un tono azul brillante y de aire oriental por forma y disposición. El pelaje se caracteriza por mostrar el mismo color en orejas, cara, patas, pies y cola, con un morro como la que tienen los siameses. En EE. UU., los gatos de tipo balinés con manchas adicionales a las que se aceptan para los balineses se conocen como javaneses.
  • Gato muy curioso y activo
  • Gato sociable y dependiente
  • Gato muy maullador
  • Raza de gato esbelta y elegante
  • Requiere aseo una vez por semana
  • Raza hipoalergénica
  • Necesita algo de espacio al aire libre
  • Puede requerir familiarización antes de vivir con niños

Origen

El balinés es básicamente un siamés de pelo largo. Los balineses empezaron a verse a primeros del siglo XX y, al principio, los criadores regalaban sus gatitos de pelo largo. Tras la Segunda Guerra Mundial, se desarrolló la raza, que recibió originalmente el nombre de «siamés de pelo largo», pero pasó a llamarse «balinés» por la similitud de los gatos con las elegantes bailarinas de los templos del Lejano Oriente. En 1961 se reconoció la raza balinesa en Estados Unidos, pero no se importó a Europa hasta mediados de los setenta.

País de origen

Estados Unidos

Personalidad

El carácter del balinés es similar al del siamés, aunque algunos dueños creen que el balinés es un poco más tranquilo. Sin embargo, es probable que el balinés siga mostrándose algo extrovertido y demande la atención de sus compañeros humanos. Los balineses son muy maulladores y casi parecen hablar con sus dueños. Necesitan formar parte de la familia; su necesidad de atención significa que les gusta la compañía humana y que son adecuados para personas que no pasan fuera todo el día.

Salud

Por su parentesco con el siamés, el gato balinés puede sufrir trastornos hereditarios similares.

Nutrición

Cada gato es único y tiene sus propios gustos, aversiones y necesidades particulares en lo que respecta a la comida. Sin embargo, los gatos son carnívoros y deben obtener 41 nutrientes diferentes y específicos de los alimentos que ingieren. La proporción de estos nutrientes variará según la edad, el estilo de vida y la salud en general, por lo que no sorprende que un gatito enérgico y en crecimiento necesite un equilibrio de nutrientes diferente en su dieta que un gato senior menos activo. Otras consideraciones que deben tenerse en cuenta son darle la cantidad adecuada de comida para mantener el «estado corporal ideal» según las pautas de alimentación y atender las preferencias individuales por lo que respecta a las recetas de comida seca o húmeda.

Aseo

Por su parentesco con el siamés, el balinés puede sufrir trastornos hereditarios similares. Como todos los gatos, los balineses necesitan vacunaciones periódicas, control antiparasitario y un chequeo veterinario anual.

Mejores razas de gatos para niños

Aunque no es de las razas que mejor se llevan con los niños, todos los gatos son distintos y con una familiarización adecuada pueden convivir con ellos.

Gato

¿Es esta la raza de gato adecuada para ti?

Todos los gatos tienen su propia personalidad, pero nacen con determinados instintos y comportamientos comunes. Prueba nuestro selector de razas y descubre qué razas de gato encajan mejor con tus preferencias y tu estilo de vida. Si tu gato y tú disfrutáis de cosas parecidas, seguramente viviréis juntos una vida feliz y satisfactoria juntos.

Qué debes tener en cuenta

Adopción

Puede ser muy satisfactorio adoptar un gato de un refugio de animales y ofrecerle una segunda oportunidad en la vida. Hay muchos gatos esperando una familia que lo quiera. Cada gato tiene su propia historia; muchos han perdido su primera casa por causas ajenas a su voluntad y les encantaría formar parte de la tuya. Los buenos centros se esmeran al emparejar a las personas adecuadas con los gatos adecuados. El personal también estará encantado de aconsejarte y responder a cualquier pregunta que puedas tener.

Encontrar un buen criador

Si lo que quieres es un gato con pedigrí, entonces lo mejor es buscar un criador de buena reputación. La ventaja principal de comprar un gato o un gatito con pedigrí es que sabrás bastante bien qué aspecto tendrá y cómo será su personalidad. Habla con el veterinario para conocer mejor las enfermedades infecciosas, la predisposición genética o las necesidades de cuidado de los gatos y así estar totalmente preparado para tenerlo en casa.

Acoger al gato en casa

Seguro que estarás muy emocionado con ese gato o gatito nuevo que llegará pronto a tu casa. En estos últimos días antes de su llegada, hay muchas cosas con las que mantenerte ocupado hasta que tu gato llegue a casa.