Alimentación de perros de razas pequeñas

Verano y perros de razas pequeñas

Beneficios y riesgos para tu perro pequeño en la estación más calurosa del año
El verano es una época perfecta para el adiestramiento de tu perro de raza pequeña al aire libre, pero ten en cuenta el riesgo de sobrecalentamiento. Familiarízate con los síntomas del acaloramiento para actuar con celeridad si tu perro lo necesitara.
images

El primer signo de sobrecalentamiento es el jadeo. Aunque es una solución a corto plazo, es un método ineficaz para reducir la temperatura corporal ya que usa energía y por lo tanto genera más calor.

Comportamientos como la respiración rápida, la búsqueda de espacios en sombra, la falta de motivación y un andar tambaleante son indicios de hipertermia. Presta atención y, si notas alguno de esos signos, detén la actividad e intenta refrescar al perro inmediatamente. Busca atención veterinaria en cuanto puedas:

  • Jadeo excesivo
  • Agitación
  • Babeo excesivo
  • Inestabilidad y falta de coordinación
  • Encías y lengua de color rojo/morado intenso
  • Ritmo cardíaco rápido
  • Colapso o convulsiones

Para refrescar a un perro víctima de hipertermia se puede usar una mezcla de agua fría y friegas de alcohol bajo las patas frontales y las ingles. Evita el alcohol si hay heridas o áreas de piel irritadas o inflamadas. Intenta hacer que el perro beba agua fresca pero no lo fuerces si se resiste, ya que existe riesgo de constricción venosa.  

Cuando adiestres y ejercites a tu perro al aire libre en verano, ten en cuenta que una serie de medidas sencillas pueden suponer una gran diferencia para su bienestar.

Sugerencias para el adiestramiento y ejercicio en verano

1 Agua potable en abundancia

Tu perro debería tener acceso ilimitado a agua potable en todo momento. Cuando salgas a adiestrarlo, lleva siempre agua contigo para hidratar a tu perro. La falta de agua puede tener serias consecuencias para la salud de tu perro, que puede deteriorarse rápidamente. Mezcla agua con su comida y dale cubitos de hielo después del ejercicio. Un perro bien hidratado tiene una buena circulación y volumen sanguíneo, y está mejor preparado para el ejercicio. No dejes que beba agua del mar cuando estéis en la playa, puesto que le dará más sed y acelerará su deshidratación.

2 Sombra

Asegúrate de que tu perro tiene un lugar que le proteja del calor y el sol. Si pasa la mayor parte del tiempo fuera de la casa, debería hacerlo en una zona en sombra, pero que no sea una caseta cerrada. Lo ideal sería un área arbolada, o bajo un toldo, ya que no obstaculiza el flujo de aire.

3 No dejes nunca a tu perro en un coche aparcado

Ni siquiera con las ventanas abiertas y el coche en la sombra. En un coche aparcado la temperatura sube rápidamente y puede alcanzar niveles letales: con 21 °C en el exterior, dentro del coche se pueden alcanzar 32 °C en solo 10 minutos, y la temperatura seguirá subiendo.

4 Limitación del ejercicio en días calurosos

Las razas de nariz corta y con sobrepeso corren más riesgos cuando realizan actividades intensas en días calurosos y siempre deberías consultar con el veterinario antes de iniciar un programa de ejercicios. Sea cual sea tu perro, deberías limitar el ejercicio en días de calor y ajustar la intensidad y la duración según la temperatura exterior. Elige las primeras horas de la mañana o el atardecer para el ejercicio limitado y déjale que haga descansos frecuentes. También deberías evitar superficies como el asfalto, que pueden quemarle las patas cuando están muy calientes.

5 Mantén al perro fresco interna y externamente.

Añade hielo al bol de agua de tu perro y, si le gusta nadar, el chapoteo en agua fría es una buena forma de refrescarlo en días calurosos. También puedes usar prendas refrigerantes, si las tolera. Al remojarlas en agua fría, estas prendas especiales pueden mantenerse frescas (e incluso secas) durante hasta tres días. Una alternativa es envolver al perro en toallas húmedas frías.

6 Protección solar para mascotas

Los perros con pelaje blanco y orejas blancas son los más susceptibles al cáncer de piel. Cubre sus zonas más vulnerables o ponle protección solar en los bordes de las orejas, el estómago y otras áreas con poco pelaje.

7 Corte de pelo en verano.

Pregunta al veterinario si es conveniente cortarle el pelo a tu perro en verano. En ocasiones es prudente un corte al rape de cara a los meses de verano, pero ten en cuenta que, por genética, algunas razas tienen una capa de pelaje destinado a procurar frescor en verano y calor en invierno. Si se rapa, podría perder su efectividad al crecer de nuevo. 

8 Corte de pelo en verano.

Pregunta al veterinario si es conveniente cortarle el pelo a tu perro en verano. En ocasiones es prudente un corte al rape de cara a los meses de verano, pero ten en cuenta que, por genética, algunas razas tienen una capa de pelaje destinado a procurar frescor en verano y calor en invierno. Si se rapa, podría perder su efectividad al crecer de nuevo.

9 Cómo evitar los parásitos

Asegúrate de que tu perro esté libre de parásitos externos como pulgas y garrapatas. El aseo y cepillado regular es esencial, especialmente en verano. 

10 Frescor y comodidad en la casa

La casa debería tener zonas a distintas temperaturas. Deja que el perro se mueva de unas zonas a otras y elija dónde quiere estar. Los ventiladores no son eficaces en su caso, ya que los perro sudan principalmente por las almohadillas de las patas.  

11 Comprobación de la temperatura del perro

La casa debería tener zonas a distintas temperaturas. Deja que el perro se mueva de unas zonas a otras y elija dónde quiere estar. Los ventiladores no son eficaces en su caso, ya que los perro sudan principalmente por las almohadillas de las patas.  

Descubre toda la gama
La alimentación adecuada para tu perro de raza pequeña
Tu perro de raza pequeña es una mascota singular, llena de energía, jovialidad y curiosidad. Aunque tenga una gran personalidad, tiene un tamaño inferior al de muchos perros y eso quiere decir que sus necesidades son diferentes a las de los de razas grandes.
Descubre toda la gama