Beneficios de las terapias con animales

Los beneficios de la terapia con animales son muchos y pueden clasificarse de múltiples formas. En este artículo, vamos a enumerar los 10 que consideramos que mejor engloban las actividades que se están desarrollando con animales de terapia.
beneficios de la terapia con animales
beneficios de la terapia con animales
beneficios de la terapia con animales

A nivel mundial y, desde hace varios años, son muchas las investigaciones que dan fe de los beneficios que ofrece la terapia asistida con animales a las personas. Las terapias desarrolladas debidamente, con ayuda de profesionales dedicados a esta labor, aseguran que los caballos, los gatos, los perros, e incluso los delfines, pueden contribuir notablemente a mejorar la salud y el bienestar físico, psicológico y social de muchas personas.

Los beneficios de la terapia con animales son muchos y pueden clasificarse de múltiples formas. En este artículo, vamos a enumerar los 10 que consideramos que mejor engloban las actividades que se están desarrollando con animales de terapia:

1. Motivacionales
Generalmente vinculados a mejorar sentimientos como la autoestima y la autoconfianza en niños y adolescentes que, por circunstancias de abandono u otros problemas familiares, aumentan dichos aspectos gracias a las terapias de interacción con perros de asistencia.

2. Superación de límites
Asociados a aquellas personas con algún tipo de discapacidad (físicas o psíquicas), que conviven con perros de servicio / asistencia para hacer que su día a día sea mucho más fácil.

3. Terapéuticos
Son aquellos beneficios que permiten que los perros de terapia asistida contribuyan a la superación del miedo, la mejora de la ansiedad, la disminución del ritmo cardiaco, la presión arterial, y cualquier otra situación estresante vinculada a al estado físico o psíquico de las personas. En este apartado, cabe destacar la presencia de perros de asistencia en hospitales, principalmente en las disciplinas de salud mental, pediatría y urgencias. En este último ámbito, la presencia de los perros de asistencia contribuye a tranquilizar, y motivar a los pacientes durante su estancia en el hospital.

4. De apoyo emocional
Este beneficio está muy orientado a las personas mayores que viven solas, y/o aquellas que sufren episodios o trastornos de depresión. En este apartado destaca la labor que los perros de terapia asistida proporcionan a estas personas, que se resume en compañía, subir el estado de ánimo y promover el ejercicio. Es decir, los perros ayudan a que esa persona se “obligue” a salir, y a “tener que desarrollar ciertas tareas” para que el animal se sienta cuidado. Esta terapia puede producirles mayor autonomía, actividad y mejora anímica.

5. De responsabilidad
Los animales necesitan atención y cuidados, lo que implica un nivel elevado de compromiso y respeto hacia ellos. Este beneficio aporta una serie de valores muy recomendables para los niños, y su desarrollo futuro. A través de iniciativas con perros de asistencia, los niños pueden aprender todo aquello que concierne a la tenencia responsable con animales.

6. Educacionales
Las investigaciones realizadas también constatan que la interacción de los niños con perros de terapia asistida fomenta sus ganas de trabajar en equipo, aumenta su nivel de concentración y, en consecuencia, mejora su aprendizaje, además de actuar como un factor de motivación destacable. Es importante tener en cuenta que los perros no tienen la capacidad de hablar ni de juzgar, por lo que los niños se sienten cómodos y seguros junto a ellos ante cualquier aspecto que les genere dificultad, como hablar en público o leer.

7. Sensoriales
Estos beneficios están muy vinculados a los resultados obtenidos mediante terapias asistidas realizadas con caballos y gatos. En el caso de los gatos, las investigaciones constatan que son grandes receptores de emocionalidad, y su poder es clave para relajar tensiones diarias, y rebajar el estrés cuando se les acaricia con mimo.
Algo parecido ocurre con los caballos. Su interacción con las personas contribuye a relajar la musculatura humana, por lo que trabajan la psicomotricidad mejorando la coordinación del movimiento.

8. De alerta o señal
La evolución en esta área ha permitido adiestrar a perros de terapia, capaces de detectar crisis epilépticas en personas (aproximadamente, entre 8 y 15 minutos antes de que se produzcan), así como bajadas de azúcar en diabéticos, con un elevado porcentaje de efectividad, previniendo brotes y salvando vidas.

9. Cognitivos
Son beneficios vinculados a la visita periódica de perros de terapia asistida en centros de día o geriátricos. En este caso, los perros funcionan como generadores de estímulos mentales positivos en personas con enfermedades neurológicas, y/o deterioro cognitivo.

10. Socialización y empatía
Los animales en general, y los perros en concreto, son grandes facilitadores sociales por su capacidad para interactuar con otros perros y personas. En aquellos casos en los que las personas, por el motivo que sea, estén sometidas a un nivel elevado de aislamiento, su compañía puede ayudarlos a generar relaciones, y mejorar sus ganas de empatizar con otras personas.

Por último, cabe destacar que todos los animales que contribuyen a mejorar la vida de las personas mediante la terapia asistida pasan por rigurosos procesos de selección y adiestramiento en positivo para poder ayudar al 100% a las personas que lo necesitan, siempre bajo el seguimiento y la supervisión de profesionales expertos en la materia, que aseguran el bienestar del animal y que además disfrute con la tarea que realiza.