perros de terapia
 perros de terapia
 perros de terapia

Clases de perros de terapia y asistencia, de la A a la Z

“Perros de terapia” y “perros de asistencia” son conceptos amplios dentro de los cuales encontramos varios grupos de perros entrenados para llevar a cabo tareas muy concretas: desde acompañamiento en hospitales, hasta ayuda a personas sordas o invidentes.

“Perros de terapia” y “perros de asistencia” son conceptos amplios dentro de los cuales encontramos varios grupos de perros entrenados para llevar a cabo tareas muy concretas: desde acompañamiento en hospitales, hasta ayuda a personas sordas o invidentes.

En primer lugar conviene aclarar que los perros de terapia trabajan en recintos como hospitales y escuelas, mientras que los perros de asistencia dan apoyo físico y/o psíquico individual a personas con alguna discapacidad, con el objetivo de aumentar su autonomía y calidad de vida. 

¿Te gustaría descubrir las clases de perros de terapia y asistencia que existen? En este artículo repasamos todas, de la A a la Z. Te sorprenderá conocer cómo estos peludos pueden ayudar a los seres humanos, no solo dando todo su cariño y protección sino también acompañando en diversos procesos terapéuticos, médicos y de asistencia.

Perros de alerta médica

También conocidos como perros de aviso, han sido entrenados para asistir a personas con condiciones médicas concretas. Por ejemplo: 

  • Diabetes: los perros de alerta médica para diabéticos detectan hipo e hiperglucemias unos 20 minutos antes de que se produzcan, un tiempo clave en el que el paciente puede tomar medidas para prevenir o minimizar la situación.
  • Epilepsia: en función de las necesidades de la persona, estos perros de alerta pueden avisar de una crisis con antelación y/o reaccionar a ella,ladrando o hasta accionando un pulsador si esta ya se ha producido.
  • Alergias: estos perros de alerta, gracias a su prodigioso olfato, pueden detectar alimentos que contengan alérgenos o trazas que su dueño no tolera, como frutos secos, evitando así que los ingiera.
     

Perros y Alzheimer o Demencia

La tarea de estos perros es dar soporte a pacientes con afecciones crónicas de salud mental como el Alzheimer para mejorar su autoestima, estado cognitivo y emocional, algo que se puede conseguir con sesiones de intervenciones asistidas centradas en fomentar el vínculo humano-animal. En personas con demencia, se ha demostrado que la presencia de los perros les mejora su calidad de vida, así como síntomas conductuales, psicológicos y reduce síntomas de depresión.

Perros y Trastorno del Espectro Autista

La función de estos perros de asistencia es estimular a niños con autismo para favorecer su integración social y mejorar su autonomía. Se ha demostrado que la presencia de los perros mejora la motivación, las capacidades comunicativas y el manejo del estrés, tanto en niños con TEA como en sus familias. Puedes aprender más sobre este tema leyendo nuestro artículo Terapias con animales para el autismo.

Perros de apoyo emocional

Estos perros ayudan a superar problemas psicológicos y emocionales como estrés, ansiedad, depresión o fobias. Estos perros pueden estar presentes en sesiones de terapia o convivir con las personas que necesitan de este soporte. Los perros de apoyo emocional, para que sean reconocidos como tal, deben pasar por un entrenamiento específico, además de tener rasgos concretos de carácter como la docilidad y la sociabilidad.

Perros detectores de cáncer

Los perros, gracias a su excepcional olfato, han demostrado ser capaces de detectar el cáncer en estados iniciales el cáncer de pulmón, próstata, vejiga o intestino.

Perros en escuelas

Una de las áreas de trabajo de los perros de terapia son las escuelas, donde su tarea consiste en ayudar a los niños a vincular sensaciones positivas a procesos de aprendizaje que les suele generar ansiedad, como puede ser salir a la pizarra o leer en voz alta.

Perros guía

Estos perros de asistencia han sido adiestrados para ayudar a personas ciegas y les permite mejorar la seguridad en sus desplazamientos, así como su movilidad y autonomía. Por ejemplo, un perro lazarillo alerta al usuario de la llegada a desniveles, obstáculos o bordillos, y busca puertas de acceso y asientos en el transporte público.

Perros en hogares de la tercera edad

Otra área de trabajo de los perros de terapia son los hogares de ancianos, donde realizan visitas periódicas para acompañar a los mayores y combatir la soledad que, en muchos casos pueden sentir.

Además, hay que mencionar que la terapia asistida con perros en personas mayores, que tiene el objetivo de favorecer la salud física y psicológica de personas de la tercera edad.

Perros en hospitales

Además de en escuelas y centros de mayores, los perros de terapia también desempeñan una labor fundamental en hospitales, principalmente acompañando a niños, tanto a los que están ingresados como a los que visitan puntualmente el hospital.

Las visitas periódicas a niños ingresados ayudan a reducir la ansiedad de los pequeños respecto a su enfermedad, mientras que el acompañamiento en salas de espera a los que acuden a consulta al hospital, favorece la predisposición de los niños a los tratamientos y reduce sus miedos.

Perros para la movilidad

Estos perros de asistencia prestan un servicio de ayuda a personas con discapacidad motora para que tengan más autonomía en su vida diaria. Por eso, entre muchas otras, los perros para discapacitados físicos están entrenados para realizar tareas como abrir y cerrar puertas, pulsar botones del ascensor, recoger cosas del suelo y encender interruptores.

Perros señal

También conocidos como perros para sordos, acompañan a personas con discapacidad auditiva. Entre las funciones de estos perros de asistencia, se encuentran alertar a sus dueños de diversos sonidos que ellos no pueden percibir: por ejemplo, el llanto de su bebé, el timbre, el teléfono, el despertadoro alarmas de incendios.

 
Como ves, son muchos los ámbitos en los que los perros pueden desarrollar sus habilidades para darnos soporte a nivel asistencial y terapéutico. Lo que está claro es que estos animales no dejan de demostrarnos lo excepcionales que son y que tienen más que merecida su fama de ser los mejores amigos del hombre.