5 juegos para jugar con tu perro
5 juegos para jugar con tu perro
5 juegos para jugar con tu perro

5 juegos para jugar con tu perro

Encontrar formas divertidas y constructivas de jugar con tu perro es una de las mejores cosas de tenerlo. A continuación, descubrirás cinco juegos para jugar con tu perro para tenerlo contento, concentrado y estimulado.

Los mejores juegos para perros grandes y pequeños, no solo les brindan ejercicio físico, sino que también ofrecen estimulación mental. A continuación, descubrirás cinco juegos para jugar con tu perro para tenerlo contento, concentrado y estimulado.

1. Persigue a la presa

Persigue a la presa es un juego para perros que le permite usar el instinto natural de presa de una manera no destructiva. También le da la oportunidad de practicar el control de los impulsos al soltar el objeto tras usar el comando.

Usando un flirt pole (una vara, caña o palo largo con una cuerda atada), átale un juguete u otro señuelo a la cuerda. Arrástralo lentamente y para de vez en cuando, en lugar de agitarlo rápidamente. La caza lenta ayuda al perro a aprender a concentrarse.

Deja que atrape el señuelo de vez en cuando como recompensa. Si no gana nunca, podría desanimarse y perder el interés.

2. Esconde la golosina o juega al escondite

Esconde la golosina es un juego para perros en casa, un gran juego mental para perros, ya que les permite usar las habilidades de resolución de problemas. Escóndela en un lugar de difícil acceso y deja un rastro de aroma frotándola en algunos puntos del camino.

Usa palabras como «caliente» y «frío» mientras el perro se acerca o se aleja de la golosina. Cambia el tono de «frío», calmado, a «cálido» y «caliente», más enérgico; así también desarrollará su comprensión auditiva.

Al igual que Esconde la golosina, con el escondite también pondrá en juego sus habilidades de rastreo de olores. Además, te da la oportunidad de practicar órdenes como «quieto» y «ven».

Haz que tu perro se quede quieto mientras te escondes. Cuando estés en posición, dile que venga y felicítalo cuando te encuentre. Si todavía no sabe quedarse quieto, haz que alguien lo distraiga hasta que lo llames.

3. ¡Busca!

El juego de ir a buscar objetos es un gran juego para perros enérgicos. Les hace hacer mucho ejercicio físico y les satisface el instinto natural de correr.

Una alternativa más avanzada al juego de buscar más habitual es el Frisbee, que es un poco más difícil de atrapar que una pelota. Para mantener al perro concentrado y estimulado mental y físicamente, varía la altura, la distancia y la dirección de los lanzamientos.

4. Tira y afloja

El Tira y afloja es un buen juego al aire libre o dentro de casa para perros. No solo es divertido y atractivo, sino que tirar y aflojar también es un buen ejercicio físico.

Para que sea un juego divertido y apetecible, deja que gane de vez en cuando. Sin embargo, no olvides practicar órdenes como «suelta».

5. Entrenamiento de agilidad

Para ofrecerle la mejor estimulación mental y física, prueba los entrenamientos de agilidad. De este modo cansas más a tu perro que con una caminata larga.

Móntale una carrera de obstáculos en el patio o jardín con objetos que tengas por casa. Puedes colocar cajas para que salte y conos para que corra entre ellos.

También puedes intentar que salte por los hula hoops. Cuando tu perro haya captado el concepto, recompénsalo con muchos elogios y afecto.

Evita la sobreestimulación

Los juegos al aire libre y dentro de casa son beneficiosos, pero si son demasiado agresivos o duran demasiado, pueden provocar una sobreestimulación. Termina las sesiones de juego mientras tu perro y tú os estéis divirtiendo. Así lo dejarás emocionado para una próxima sesión de juego, en lugar de cansado y desanimado.

Al jugar estos juegos con tu amigo peludo, lo mantendrás activo y estimulado mentalmente, pero, sobre todo, feliz.

 

Mira estos vídeos sobre consejos para tu perro y adiestramiento canino en casa.