La importancia del localizador GPS de perros en viajes

Siempre que paseamos con nuestro perro suelto por zonas amplias, sean playas, parques, u otros, por mucho que confiemos en él, estamos expuestos a que cualquier contratiempo los altere, salgan corriendo, o simplemente se despisten pudiendo perderse. ¿Qué hacer si tu perro se pierde?
La importancia del GPS para perros
La importancia del GPS para perros
La importancia del GPS para perros

 

Las probabilidades de que ocurra, aumentan si acabamos de adoptar un cachorro miedoso, o cuando decidimos viajar con nuestro perro a un lugar desconocido para él, sobre todo si su temperamento es asustadizo y puede reaccionar de forma imprevista ante estímulos como petardos, truenos, ruidos de ambulancia, u otras situaciones estresantes.

 

La placa identificativa y el microchip para perros 

Bien es cierto que la colocación de una placa identificativa con nuestro número de teléfono en su collar, y el hecho de que lleve microchip (factor imprescindible para que pueda viajar), puede ayudarnos en caso de que se pierda, pero ambas soluciones están condicionadas a que alguien lo encuentre, y decida contactar con el propietario, o bien acudir a un veterinario o agentes de seguridad para que puedan identificarlo. Y a ello hay que añadir la posibilidad de robo, que tampoco está cubierta en ninguno de los dos casos.

 

El localizador GPS para perros

Afortunadamente, el avance de la tecnología ofrece una tercera opción complementaria, fácil y muy tranquilizadora para los propietarios. Es lo que se denomina un localizador GPS para perros, es decir, un dispositivo de rastreo y seguimiento de tu mascota en tiempo real, que funciona con un mecanismo muy similar al de los GPS para vehículos o maletas.

Se coloca en el collar del perro e incorpora un chip receptor de emisiones satélites que permite, mediante señal vía móvil o internet (smartphone, tableta u ordenador), conocer la ubicación del perro en caso de pérdida en viajes, o recibir alertas a través de SMS si hemos delimitado un parámetro de restricción de zona, en sus rutinas habituales de paseo suelto.
 

Existen dos tipos:
- los que funcionan con chip GSM con tarjeta SIM de datos, sujetos a la señal telefónica de tu teléfono móvil, y a la descarga de una APP (Android o IOS).

- los que no necesitan de la tarjeta SIM, restringidos a una cobertura mucho más limitada, que se alimenta de una señal de radio convencional.

Para cubrir las necesidades de localización de perros en viajes, recomendamos sin duda la primera opción, por ser ésta la que garantiza una cobertura casi total, excluyendo el alcance a zonas rurales muy recónditas.

Actualmente, puedes encontrar en el mercado muchos modelos distintos de localizadores GPS para perros, cada vez más personalizados para cubrir las necesidades de tu perro (raza, tamaño, nivel de actividad), con funciones que contemplan desde las características más básicas (peso del dispositivo, dimensión, diseño), hasta las más sofisticadas (resistencia al agua, linterna, posibilidad de compartir la información con otras personas e, incluso, programas para evaluar el nivel de ejercicio medio de tu perro, y su estado de salud).

La mayoría de los localizadores GPS para perros disponen de batería integrada y cable USB. El total de la carga no suele superar las 2 horas, y su duración puede alcanzar hasta los 5 días.

Seguramente, puedes adquirir un buen localizador GPS para tu perro a partir de
50 €, pero debido a la gran oferta existente, te aconsejamos que, antes de adquirirlo, consultes en internet o tiendas especializadas los modelos que mejor puedan adaptarse a tus necesidades, teniendo en cuenta las comparativas y la opinión de los compradores.