CADA CUÁNTO SE BAÑA A UN PERRO

Cada cuánto se baña a un perro

CADA CUÁNTO SE BAÑA A UN PERRO

Cada cuánto se baña a un perro

CADA CUÁNTO SE BAÑA A UN PERRO

Cada cuánto se baña a un perro
August 27, 2019

CADA CUÁNTO SE BAÑA A UN PERRO

Temporalidad y frecuencia

De la misma manera que cuidamos la salud y la alimentación de nuestro perro, es muy importante que mantenga una higiene adecuada. Eso no significa que debas bañarle mucho, más lavados no implican más felicidad para él. La higiene de los perros no es tan exhaustiva como la nuestra. De hecho, bañarle con demasiada frecuencia podría dañar su piel y su pelaje.

La principal duda que nos surge es: ¿cada cuánto se baña un perro? o ¿cuántas veces se baña a un perro? Tener claro cuantas veces se baña a un perro es uno de los aspectos fundamentales de su higiene. Y aunque ésta no sea diaria ni semanal, bañar y cepillar a un perro sano que por algún motivo ha acumulado demasiada suciedad no está de más, sobretodo si vive en entornos urbanos, ya que pueden tener más polución de la habitual en su piel. Si observas alteraciones en su piel o pelaje recuerda acudir siempre a tu veterinario.

 

Indicadores de que tu perro necesita un baño

  • Si notas que se siente muy acalorado, es aconsejable refrescarle con un baño, sobre todo en verano.
  • Si ha estado haciendo mucho ejercicio, reconfortarle con un buen baño le proporcionará gran placer.
  • Si está sucio de grasa o aceite estará muy incómodo y necesitará eliminarlo de su piel para sentirse bien.
  • Si presenta demasiada suciedad como arena de la playa, manchas, barro o polvo.
  • Si ha estado en contacto con sustancias tóxicas debes bañarle de inmediato.
  • Si su pelaje presenta mal olor conviene bañarle.
  • Si está en época de muda es fundamental que le cepilles a diario para eliminar la suciedad y los enredos.

 

Cada cuánto hay que bañar a un perro adulto

- Frecuencia adecuada

Lavar a tu peludo con regularidad hace que su pelaje se vea tan espléndido que quieras acariciarle todo el rato. Pero recuerda que bañarle demasiado le perjudica. Los jabones y champús que le aplicas pueden resecar su piel y disminuir los aceites naturales que aportan brillo y vigor a su pelaje y que además le protegen de las enfermedades dermatológicas.

Cada cuánto tiempo se baña a un perro dependerá un poco de cada animal, del estado de su salud, de su raza o de si tiende al mal olor, pero lo recomendable es no bañarle más de una vez al mes. Incluso con 2 veces al año sería suficiente en algunos casos. Otros perros lo necesitarán cada 3 meses, pero lo más importante es no perder de vista el límite de lo recomendable, que está en 1 vez al mes o cada 3 semanas como máximo.

- Demasiado frecuente

Si nos planteamos cuántas veces se baña un perro, es importante saber que bañar a tu perro una vez a la semana es demasiado, pero bañarle cada día es absolutamente desaconsejable. Los perros no necesitan ser aseados con la misma frecuencia que nosotros, sus necesidades son distintas. Un exceso de higiene hace que su piel se vuelva vulnerable y no esté suficientemente protegido ante problemas dérmicos, además de provocarle irritaciones, picores y descamaciones por culpa de la sequedad que le provocan los jabones y champús en la piel.

Asimismo, si por alguna razón tu perro necesita baños más frecuentes de los máximos recomendados (uno cada 3-4 semanas), te aconsejamos que no utilices champú convencional, sino un agente sin jabón que no pueda afectar la protección natural de su piel. Otra alternativa para los perros que necesitan una mayor frecuencia, como los que viven en ciudades, sería un baño seco cada 2 semanas.

 

Cada cuánto bañar a un perro cachorro

La respuesta a la pregunta de si puedes bañar a tu perrito es que sí, absolutamente. Pero no antes de los tres meses, pues primero tiene que estar bien vacunado.  Aun así es mejor esperar a que crezca un poco y adquiera más defensas. Los cachorros pequeños son tan frágiles que podrían desarrollar problemas respiratorios si por ejemplo no les secamos bien después del baño.

- Primera vez

Un perro se considera cachorro aproximadamente hasta el primer año de vida, pero de los 3 a los 12 meses las precauciones que hay que tomar durante el baño son distintas.

Lo más aconsejable es bañarle después de los tres meses para minimizar el riesgo de que se enfríe y se resfríe, pero si por alguna razón necesitas darle su primer baño antes, en lugar de bañarle puedes lavarle con una esponja húmeda muy bien escurrida, sin necesidad de mojarle por completo, y utilizar gasas distintas para los ojos y para los oídos.

Si has podido esperar hasta los 3 meses para darle su primer baño, lo que hay que tener en cuenta es la temperatura del agua, que deberá ser templada, usar un champú especial para cachorros, evitar que se resbale colocando una toalla en el fondo del barreño y lo más importante: ¡secarle muy bien después del baño!

Procurar que su primera experiencia sea buena también es importante, de esta manera te será mucho más fácil bañarle en el futuro cuando tu cachorro sea ya un perro adulto.

- Frecuencia adecuada

¿Cuántas veces se baña un perro cachorro? La frecuencia de aseo para tu cachorro después del primer baño será de una vez al mes como máximo, la misma frecuencia que hemos explicado anteriormente para los perros adultos. Los motivos son los mismos, evitar daños en su piel y su pelaje.

- Cuidados especiales

Es normal que quieras bañar a tu cachorro cuando acaba de llegar a casa, pero tienes que tener en cuenta su edad y estado de salud antes de hacerlo. Si tu cachorro es demasiado joven, está enfermo, resfriado o tiene moquillo, no debes bañarle, le pondrías en riesgo de manera innecesaria. Sobretodo si sufre de moquillo, en este caso no debes bañarle bajo ningún concepto. Los mejores cuidados que le puedes ofrecer son los mimos y la paciencia, dejar que crezca un poco más y atender su enfermedad.

Si vas a bañarle, lo ideal es utilizar un jabón a base de avena que hidrata y calma su piel o un champú especial para cachorros.

 

Qué productos debes usar cuando se baña a un perro

El pH de la piel de los perros es más alto que el nuestro, por eso es primordial que elijas un jabón que respete el pH natural de la piel de tu perro y nunca productos para humanos, son demasiado ácidos para ellos. A partir de aquí, la elección específica del tipo de champú dependerá de las características de tu perro como el pelaje o los posibles problemas de su piel.

 

En qué situaciones no debemos bañar a nuestro perro

Si sospechas que tu perro puede tener moquillo, es mejor que no le bañes. Llévale al veterinario para que aclare tus dudas. Si se confirman tus temores y efectivamente tu perro tiene moquillo ¡no le bañes! Es una enfermedad grave que si no se trata debidamente puede llegar a ser letal. Si le bañaras teniendo el moquillo podría resfriarse a causa del frío y empeorar aún más su estado de salud.

 

Consejos a tener en cuenta según las características de cada perro

- Pelaje

El manto o pelaje de cada raza es diferente, dependiendo de sus cualidades se ensucia más o menos y por eso la frecuencia de lavado también es mayor o menor. No es lo mismo un pelaje graso que uno seco o uno corto que uno largo. Los que tienen el pelaje largo suelen oler más, por eso se aconseja cepillarles a menudo eliminando así la suciedad causante del mal olor. Además es bueno para reforzar el vínculo afectivo y activar su circulación sanguínea. Los perros de pelo rizado como los caniches no necesitan cepillado, pero eso seguro que ya lo sabes.

- Estilo de vida

Los perros activos necesitan aseos más frecuentes. Es razonable, ya que los perros que practican actividades al aire libre como correr por la playa o la montaña se ensucian más que los perros que son menos activos o pasan más tiempo en casa.

- Edad

Este factor está muy ligado a su estilo de vida: un perro anciano se ensucia menos porque es mucho menos activo que un perro joven que necesita más actividad.

- Cuidados especiales

El concepto del baño cambia de higiénico a terapéutico en el caso de las patologías dermatológicas. Si tu perro padece problemas de la piel como seborrea u otros trastornos, lo más probable es que tu veterinario te prescriba la “champuterapia” con productos específicos para el tratamiento de su dolencia y lavados más frecuentes.

Comparte este producto con otras personas

EmailtwitterFB