Jenifer

Veterinaria y Responsable de Comunicación Técnica en Purina

Para muchos dueños de mascotas, la comida seca es más conveniente, pero alimentar a tu mascota con comida húmeda o combinar ambas tiene ciertas ventajas. Se sabe que el agua es un nutriente esencial y su deficiencia causa problemas a muy corto plazo. Normalmente, el agua potable es la fuente de hidratación principal para gatos y perros, pero la comida húmeda también puede ser una fuente importante para algunos animales, sobre todo los que no beben tanto, como suele pasar con los gatos. El consumo de comida húmeda para mascotas aumenta la cantidad total de orina, que es importante para las mascotas con tendencia a desarrollar problemas urinarios como la cistitis idiopática en gatos o los cálculos urinarios tanto en gatos como en perros. Una ventaja añadida de la alimentación mixta es que tu mascota se acostumbrará tanto a los alimentos secos como a los húmedos. Este punto es importante, sobre todo en los gatos que suelen tener menos interés en probar nuevos tipos de alimentación en la edad adulta, y la comida húmeda para gatos podría recomendarse en el tratamiento nutricional de algunas enfermedades, como la obesidad y la enfermedad de las vías urinarias.

El contenido de agua de los alimentos secos para mascotas es inferior al 14 %, mientras que los alimentos húmedos contienen un mínimo de 60 % de agua. Esto significa que los alimentos húmedos contienen hasta 5 o 6 veces más agua que los alimentos secos. Las diferencias en el contenido de agua influyen en el nivel de energía que contiene el alimento, ya que el alimento seco para mascotas tiene alrededor de 3 veces más calorías que el húmedo.

Aunque se pueden satisfacer perfectamente los requisitos energéticos del perro o gato con comida húmeda, siempre que esta sea completa y equilibrada, a veces puede ser más costoso (la cantidad de comida necesaria es mayor por el bajo contenido calórico que aporta). Por lo tanto, una combinación de comida seca y húmeda, es decir, la alimentación mixta, puede ser la opción perfecta no solo para mascotas sanas, también para aquellas que padezcan ciertos trastornos de salud, como enfermedades de las vías urinarias (donde los alimentos húmedos ayudan a aumentar la dilución de orina) o la obesidad (donde la alimentación húmeda ayuda a aumentar el volumen de la comida que se da sin aumentar el contenido calórico).

Si quieres introducir una alimentación mixta en la dieta de tu mascota, consulta las pautas de alimentación de Purina en la etiqueta de los productos de nuestras marcas que ofrecen gamas de comida tanto húmeda como seca. Tu veterinario también podrá ayudarte y aconsejarte en este tema.