Jean Christophe

Nutricionista de Mascotas Sénior y Especialista en Cuestiones Regulatorias en Purina

Declarar la energía de un producto no es un requisito normativo obligatorio en Europa para la comida de mascotas. En la alimentación humana, indicar el contenido de energía (kcal/100 g o kcal/ porción) en las etiquetas de los alimentos ayuda a los consumidores a controlar mejor su consumo de calorías. Sin embargo, es menos relevante al elegir un alimento completo y equilibrado para mascotas, ya que la cantidad sugerida por el fabricante en las pautas de alimentación tiene como objetivo cubrir el 100 % de las necesidades energéticas diarias del animal, asegurando de esta manera la ingesta de todos los nutrientes esenciales. Por eso los fabricantes tienden a no incluir esta información en sus etiquetas.

Si quieres calcular la ingesta de calorías a partir de la cantidad diaria recomendada que proporciona un paquete de comida para mascotas, los consumidores necesitarían saber la densidad calórica del producto (kcal/g). Hay algunas ecuaciones oficiales para calcular la densidad calórica del producto en función de los elementos declarados en el envase como componentes analíticos, pero estas ecuaciones pueden ser muy complejas y no muy fáciles de usar. Nuestras líneas de atención al consumidor de Purina disponen de esta información y pueden ofrecérsela si es de su interés.

Si quieres saber cuántas calorías necesita un gato o un perro adulto al día, puedes usar las "Ecuaciones de necesidades energéticas" propuestas en las guías de nutrición FEDIAF* (avaladas por un comité independiente de profesores de Nutrición Veterinaria de las universidades veterinarias de la UE), que se basa en el peso corporal del animal:

Perro: Necesidades energéticas diarias (kcal / día) = 110 x (peso corporal en kg) 0,75

Gato: Necesidades energéticas diarias (kcal / día) = 100 x (peso corporal en kg) 0,67

 

*FEDIAF es la federación europea de la industria de los alimentos para animales de compañía