Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Su Bienestar, Nuestra Pasión.
Cuidados gatos tras operación_Hero

Cómo ayudar a tu gato a recuperarse de una operación

3 min de lectura

Después de una operación, es posible que tu gato no se encuentre bien durante un tiempo, pero con un poco de cariño y cuidados adicionales, pronto volverá a saltar, explorar y jugar con normalidad.

Recogida del veterinario

Cuando tu gato esté listo para volver a casa, tu veterinario te dará algunos consejos para cuidarlo hasta que se recupere de su cirugía, como por ejemplo de un postoperatorio en gatos esterilizados. Estos consejos dependerán del tratamiento específico y deberán incluir las fechas de las revisiones y los medicamentos que tu mascota necesitará para recuperarse. Cada gato es distinto, así que sigue los consejos de tu veterinario y llámalo si crees que no se está recuperando correctamente; seguro que, aunque no sepas qué hacer, estarán encantados de ayudarte.

Aunque tu gato sea un animal de lo más enérgico, puede que se sienta algo adormecido después de la anestesia tras una operación, castración o esterilización felina, así que no te preocupes si está un poco somnoliento durante un rato. A pesar de eso, procura que coma lo suficiente para que se recupere bien y presta atención a cualquier indicio de dolor.

gato en trasportín

Como tu gato necesitará descansar, ponle la cama en un lugar cálido y acogedor, preferiblemente donde no haya mucho ruido o gente entrando y saliendo; pídele a la familia que resista la tentación de ir a saludar al gato sin parar.

Intenta que los niños y otros animales no se acerquen mucho al gato para que este descanse lo mejor posible en su proceso postoperatorio. Si tu valiente gato no recupera la normalidad pasadas 12 horas, no está de más llamar al veterinario para ver si algo va mal. Él te ofrecerá los mejores consejos y cuidados para tu gato recién esterilizado o tu gata recién castrada. También sabrá solucionar tus dudas sobre el comportamiento de los gatos tras ser esterilizados u operados por otra necesidad especial. Aquí puedes ver muchos más consejos al respecto.

La alimentación después de la operación

Cuando el gato se despierte de la anestesia, es posible que esté mareado y que no tenga muchas ganas de hincarle el diente a su comida habitual. Después de la intervención, ofrécele algo pequeño y ligero; a la mayoría de los gatos les gusta el pollo y el pescado, y como son nutritivos, son buenas comidas para el postoperatorio felino.

Si lo prefieres, dale su comida normal, pero solo una cuarta parte de lo que comería normalmente. El veterinario puede darte también un tipo de comida específica para gatos recién castrados o acabados de operar. Sea cual sea la comida que le des, procura que tenga mucha agua limpia a su disposición.

Ejercicio para gatos tras una cirugía o esterilización

Aunque a tu gato le encante estar al aire libre, no es buena idea dejarlo suelto hasta que esté totalmente recuperado. Si lleva un vendaje, este se le podría enganchar o ensuciar, y no tendrá la misma agilidad para huir del peligro como de costumbre.

No lo dejes salir de casa hasta que le hayan quitado los puntos o hasta que el veterinario te diga que ya puede. Incluso estando en el interior, puede que haga alguna travesura que no le convenga. Evita que suba y baje las escaleras, que se suba a cosas interesantes y juegue demasiado con otras mascotas.

Para facilitarte las cosas, lo mejor es que el gato permanezca en una habitación. Es posible que tu veterinario te dé más instrucciones, como tenerlo en una jaula después de una operación ortopédica; sea cual sea el caso, haz lo que te aconseje tu veterinario en este proceso de postoperatorio. Descubre más cuidados para gatos esterilizados.

Heridas y puntos de sutura

Normalmente, los puntos se retiran al cabo de unos diez días, pero como cada gato y cada procedimiento es único, esto podría diferir en vuestro caso. Por suerte, algunos puntos de sutura están ocultos bajo la piel y se disuelven solos, por lo que hay que preocuparse aún menos. El veterinario te dirá exactamente qué tipo de puntos tiene el gato y te indicará si es necesario retirarlos.

Dependiendo de la intervención a la que se haya sometido tu mascota, ya sea esterilización felina o cirugía de otro tipo, es posible que las heridas se cierren con puntos de sutura, grapas o incluso suturas internas. Observa la zona todos los días y, si le ves algo inusual como enrojecimiento, hinchazón, secreción o sangrado, llama a tu veterinario.

Vendajes para gatos

Por suerte, a los gatos les gusta menos ensuciarse que a sus colegas caninos, pero si tu gato lleva vendajes, asegúrate de que no se le mojen. Unos vendajes húmedos pueden provocar más daño en la herida y retrasar su recuperación, así que no lo dejes salir hasta que esté totalmente recuperado.

Cuidados gatos tras operación_v2

En la mayoría de los casos todo irá bien, pero presta atención a señales de alarma como olores extraños o desagradables, decoloración e hinchazón alrededor del vendaje. Del mismo modo, si ves que el gato cojea o parece dolorido, llama al veterinario para que te dé algún consejo específico.

Por último, lleva al gato al veterinario al cabo de unos días para que le haga una revisión, o incluso antes si el vendaje está suelto o ves que algo no acaba de ir bien. Es algo común en gatos recién castrados o que acaban de atravesar un postoperatorio.

Collares de plástico para gatos

Al igual que los perros, los gatos también pueden necesitar un collar isabelino de plástico para evitar que se laman las heridas. Los collares de tela suave también son una opción, siempre y cuando impidan que tu mascota se lama, se muerda o se rasque donde no debe. Tu gato deberá llevar el collar isabelino todo el tiempo, incluso de noche, ya que cuando se queda solo la tentación de morderse la herida es mayor.

Si con el collar le cuesta comer o beber, quítaselo solo para la hora de la comida y procura ponérselo en cuanto haya terminado. Es difícil obligarlo a llevar algo que no le gusta, pero recuerda que es por su propio bien; cuanto más lleve el collar, antes mejorará.

Si tu gato se está recuperando de una esterilización, échale un vistazo a nuestro Artículo de dudas y consultas sobre esterilización para más consejos específicos sobre cuidados postoperatorios.