10 cosas que no le pueden faltar al rey de la casa: cosas para gatos

Aunque es cierto que la actitud gatuna suele caracterizarse por dormir muchas horas, dejarse mimar por sus propietarios, y no necesitar de grandes incentivos para ser felices, cualquier propietario de un gato sabe que hay cosas que no pueden faltar en sus rutinas, y que disfrutar de ellas los hace sentirse los reyes de la casa. Vamos a repasar las cosas para gatos imprescindibles, que deberás contemplar desde el momento que tu gato llegue a tu casa:

1. Comida seca de calidad para gatos, que deberás ir adaptando a las diferentes etapas de su vida para cubrir sus necesidades nutricionales en cada fase (edad), u otros estadios (esterilización, sobrepeso, etc). Combinación con comida húmeda para gatos de gama alta o Premium (sobres o latas), con el fin de asegurarle una correcta hidratación, y ofrecerle variedad de ingredientes y texturas que puedan satisfacer las exigencias de su paladar, y ayudar a prevenir patologías renales o del tracto urinario.

2. Agua, siempre fresca, limpia y abundante. Y a poder ser distribuida en varios bebedores para gatos ubicados en distintas ubicaciones de tu casa. Es más que recomendable ir cambiando el agua regularmente, para que tu gato perciba que está en las mejores condiciones para ser bebida.

3. Comederos y Bebedores para gatos. Idealmente de acero inoxidable o aluminio, con base estable para que no se desplacen ni se vuelque el contenido. Este tipo de materiales mantiene la comida y la bebida en las mejores condiciones, son fáciles de lavar, y no desprenden olores desagradables para los gatos, como podría ocurrir con otros materiales, como los bebederos o comederos de plástico.

4. Arenero para gatos, arena, y pala para recoger los excrementos. El arenero debe tener un tamaño suficiente para que tu gato pueda realizar sus necesidades cómodamente en él. Es necesario que esté ubicado en un lugar alejado de la zona de alimentación, y que tu gato perciba que la arena está limpia, lo que te obligará a eliminar los excrementos diariamente con ayuda de la pala, y a cambiar la arena con asiduidad. Respecto al tipo de arena, actualmente en el mercado existen múltiples opciones de calidad. Lo más conveniente es que vayas probándolas para saber cuál es la que proporciona mayor comodidad a tu gato. Es una de las cosas más necesarias para los gatos.

5. Tu gato necesita una cama cómoda, mullida y confortable , ubicada en un espacio tranquilo de tu casa. Es importante que sea de fácil lavado, y que cubra sus necesidades de espacio estando estirado.

6. Rascadores para gatos. Resulta imprescindible acostumbrarlos a ellos desde que son gatitos para que no se aficionen a afilar sus uñas en otros lugares de tu casa como el sofá o los muebles. Lo ideal es que la altura del rascador sea proporcional a la posición de tu gato cuando se pone de pie o se estira verticalmente. La ubicación del rascador también debe estar en un espacio diferenciado de la zona de comida e higiene. Y si consigues que aprenda a utilizarlo asiduamente, evitarás tener que cortarle las uñas, cosa que no suele entusiasmar a ningún felino.

7. Cepillos y peines para gatos. Pese a que los gatos pasan largas horas acicalándose con la ayuda de su lengua, no consiguen eliminar el exceso de pelo muerto que se acumula en su cuerpo, sobre todo, en las épocas de muda, y en razas de pelo semi largo o largo. Acostumbrarlos desde gatitos a una rutina de peinado y cepillado, te ayudará a que no se le formen nudos indeseados, y a que puedan tragar pelo, consecuencia que se traduce en la formación de bolas en su estómago, provocando que las vomiten.

8. Juguetes para gatos. La ventaja de los gatos es que pueden convertir una simple caja de cartón en uno de sus juguetes preferidos. Y que, además, si les regalas una simple ratita de trapo ya estás incentivando su instinto cazador de juego. Sea cual sea la opción que elijas, piensa que lo importante es que tu gato pueda ejercitarse y entretenerse. Actualmente, algunos rascadores funcionan como parqués de juego, incluyendo bolas, cuerdas y otros elementos que, además de limar sus uñas, harán las delicias de tu gato.

9. Champús para gatos. Muchos propietarios consideran que no es necesario bañar a sus gatos, porque su acicalamiento diario ya los mantiene limpios y confortables. Lo cierto, es que algunos gatos son escépticos al agua, pese si se acostumbran desde gatitos pueden apreciar las ventajas de un buen baño. Paralelamente, pueden producirse situaciones en las que tu gato deba ser sometido al agua para eliminar algún tipo de suciedad adquirida (grasa, barro u otros). Si este fuera el caso, puedes utilizar un champú específico para gatos que respete su pH, o bien recurrir a geles de lavado en seco o toallitas higiénicas ideadas para ellos. Todos estos elementos los puedes adquirir en tiendas especializadas para mascotas.

10. El transportín del gato. Necesario e indispensable para que pueda acudir a sus visitas veterinarias, y para que podáis viajar juntos si lo deseáis. En ambos casos, recomendamos que esté homologado (sobre todo, de cara a los desplazamientos que implican trayectos largos), que estén elaborados con material rígido, rejilla y cierre seguro. Es importante ubicar en la superficie un fondo impermeable y antideslizante. Por último, recuerda que la relación entre tu gato y su transportín puede no ser muy amigable, por lo que acostumbrarlo desde gatito a que lo perciba como algo familiar, puede ser una muy buena opción para evitar situaciones estresantes.