Lobero irlandés

Irish Wolfhound
Es el perro de mayor tamaño: la altura mínima de un macho adulto de Lobero irlandés es de 79 cm y la de una hembra, 71 cm. El promedio de altura de esta raza está entre 81 y 86 cm y tiene un peso mínimo de 54,5 kg para los machos adultos y de 40,9 kg para las hembras adultas. Aunque es enorme, es grácil y atlético. Su pelaje, áspero y de longitud media, puede ser gris, atigrado, rojo, negro, blanco, leonado, canela o gris acero.
  • Perro apto para dueños con algo de experiencia
  • Se requiere algo de adiestramiento
  • Le gustan los paseos activos
  • Le gusta pasear una hora al día
  • Perro gigante
  • No importa
  • Requiere aseo cada dos días
  • Raza no hipoalergénica
  • Perro expresivo y ladrador
  • No es un perro guardián
  • Puede necesitar entrenamiento para vivir con otras mascotas
  • Puede necesitar entrenamiento para vivir con niños

Origen

El lobero irlandés pertenece a una raza antigua. Se ha documentado la presencia de grandes perros lobo en Irlanda hace más de 2000 años. Perros de reyes y nobles, los loberos irlandeses tienen una historia larga y fascinante, ya que se han usado como perros de guerra (tiraban a los guerreros de sus caballos o carros) y como cazadores de lobos. El último lobo fue cazado en Irlanda en 1786 y la popularidad de la raza empezó a decaer, algo que acentuó la Gran Hambruna de 1840, pero algunos entusiastas de esta raza lograron recuperarla.

Personalidad

Amable y amistoso, el lobero irlandés es el gigante bonachón del mundo de los perros, aunque los cachorros y los adultos jóvenes son enérgicos y bulliciosos y puede que no sean ideales para una familia con niños pequeños. Se llevan bien con otros perros, aunque algunos pueden sentirse intimidados por su tamaño. Su enorme tamaño hace que no sean adecuados para muchas familias, pero aquellas que puedan satisfacer sus necesidades encontrarán a un compañero entregado.

Salud

El lobero irlandés tiene una esperanza de vida más corta que la de la mayoría de las razas y los problemas de salud más graves a los que muestra predisposición son un tipo agresivo de cáncer de huesos y cardiopatías. Otros trastornos hereditarios reconocidos son enfermedades del hígado y de la vista, aunque las pruebas de detección rutinarias unos programas de reproducción más cuidadosos han conseguido que estos trastornos sean relativamente infrecuentes.

Ejercicio

A pesar de ser enorme, el lobero es activo y sorprendentemente rápido y ágil. Un lobero irlandés adulto sano necesita, por lo menos, dos horas de ejercicio al día. Para evitar problemas óseos, hay que llevar cuidado para que los perros jóvenes no hagan un ejercicio excesivo.

Nutrición

Los perros de raza gigante, además de un apetito enorme, requieren una proporción de minerales y vitaminas diferente que necesita para el buen mantenimiento de las diferentes articulaciones y cartílagos. El boyero lobero irlandés tiende a sufrir distensión del estómago y otros problemas estomacales; unas comidas más reducidas y frecuentes podrían minimizar el riesgo.

Aseo

El pelaje áspero y duro del lobero irlandés necesita muy poco mantenimiento; basta con un cepillado un par de veces a la semana.

Mejores razas de perros para niños

Aunque tradicionalmente se cree que muchos perros son buenos con los niños, todos los perros y niños necesitan que se les enseñe a llevarse bien y a respetarse mutuamente para estar seguros. Aun así, los perros y los niños pequeños nunca deben quedarse solos y los adultos deben supervisar todas las interacciones entre ellos.

Perro

¿Es esta la raza de gato adecuada para ti?

Todos los perros tienen su propia personalidad, pero nacen con determinados instintos y comportamientos comunes. Prueba nuestro selector de razas y descubre qué razas de perros encajan mejor con tus preferencias y tu estilo de vida. Si tu perro y tú disfrutáis de cosas parecidas, seguramente viviréis una vida más feliz y satisfactoria juntos.

¿Estás pensando en comprar o adoptar un cachorro?

Apúntate al Club Pro Plan y recibirás ayuda personalizada para aprender a cuidar a tu cachorro gracias a nuestro grupo de expertos de Purina. Te daremos los mejores consejos y trucos para el primer año de vida de tu cachorrito, desde el adiestramiento para que aprenda a hacer sus necesidades en el lugar correcto hasta su primera visita al veterinario.

APÚNTATE AL CLUB PRO PLAN

Qué debes tener en cuenta

Adopción

Es muy gratificante adoptar un perro de un refugio de animales o una protectora. A menudo significa darles una segunda oportunidad en la vida. Hay muchos perros esperando una familia que los quiera, un hogar para siempre. Los buenos centros se esmeran por juntar a las personas adecuadas con los perros adecuados. El personal aprende todo lo que puede sobre los perros a los que acoge y pasará un tiempo conociéndote a ti, tu familia y tu estilo de vida, antes de emparejarte con alguno de sus perros. En el centro también estarán encantados de aconsejarte y responder a cualquier pregunta que puedas tener antes y después de la adopción. Haz clic aquí para obtener más información.

Encontrar un buen criador

Si lo que quieres es un cachorro con pedigrí, entonces lo mejor es buscar un criador con buena reputación. Ponte en contacto con la secretaría del club de la raza en cuestión, tal vez tenga una lista de camadas disponibles o pueda ponerte en contacto con los criadores de tu zona. Intenta escoger un criador que forme parte de un programa verificado de criadores. Visita concursos caninos para conocer a los criadores en persona y pregunta sobre la disponibilidad de cachorros de la raza que quieras.

Acoger al perro en casa

La llegada de un cachorrito o de un perro adulto a casa, es un momento muy emocionante para todos. Mientras esperas el gran día, es posible que quieras distraerte; por suerte hay algunas cosas que debes hacer antes de dar la bienvenida a tu mascota