Hacer de tu casa un hogar acogedor para tu perro

Una vez que hayas elegido a tu nuevo perro, es importante que le proporciones un espacio seguro en el que vivir. En Purina encontrarás más información sobre cómo preparar una casa y jardín a prueba de perros.
Hacer de tu casa un hogar acogedor para tu perro
Hacer de tu casa un hogar acogedor para tu perro
Hacer de tu casa un hogar acogedor para tu perro

Casa a prueba de cachorros

Hacer de tu casa un hogar acogedor para tu perro
  • Instala cerraduras para niños en los armarios bajos de la cocina, sobre todo si guardas productos de limpieza en su interior.
  • Si tienes el taladro a mano, coloca puertas para bebés en la parte superior e inferior de las escaleras para evitar que los cachorros o los perros de avanzada edad se caigan accidentalmente, o que accedan a partes de la casa donde no deben estar.
  • Un transportín del tamaño adecuado para tu perro no sólo es una buena manera de conseguir que tu perro se sienta seguro en su propio "territorio", sino que le mantendrá a salvo de posibles riesgos cuando esté solo.
  • Esconde todos los cables eléctricos colgantes detrás de los muebles, ya que puede resultar muy tentador para tu cachorrito morderlos. Si eso no es posible, puedes comprar un cubre cables grueso en la mayoría de las ferreterías.
  • Haz acopio de juguetes mordisqueables para mantener a tu cachorrito alejado de las patas de las sillas, de los teléfonos móviles o de los aparatos eléctricos.
  • Cuando tu perro llegue a casa, mantén la tapa del inodoro cerrada: ¡algunos perros no pueden resistirse a beber de la taza!
  • Evita o retira las sustancias tóxicas, incluidas las plantas tóxicas (filodendro, muérdago, Flor de Pascua), los limpiadores químicos potentes y los insecticidas ambientales.
  • Recuerda siempre cerrar las puertas del horno, nevera, microondas, lavavajillas, secadora y lavadora. Los perritos pequeños pueden dormir la siesta en los lugares más extraños y la secadora suele parecerles irresistible; así pues, recuerda poner notas en las puertas para recordar a los demás que comprueben el interior de estos electrodomésticos antes de utilizarlos.
  • Los perros no tienen el mismo sentido de la altura y de la profundidad que los humanos, por lo que al preparar tu hogar a prueba de perros, asegúrate de que no puedan saltar o caer accidentalmente por las ventanas de los pisos superiores.
  • Cuando tu enérgico cachorrito vagabundee alrededor de la casa, es muy fácil que resbale y caiga, lastimándose. Identifica aquellos lugares donde es probable que corra y pon una alfombra o revestimiento antideslizante en los suelos resbaladizos o de madera noble.
  • Las velas encendidas, la quema de incienso o los quemadores de aceite sólo crean problemas cuando hay cerca un perrito curioso: apaga las llamas y coloca protectores alrededor del fuego.