Elegir el collar ideal para tu gato: tipologías y usos

Antes de decidir qué tipo de collar puede ser el más adecuado para nuestro gato, hemos de plantearnos cuál es el motivo y los beneficios que aportan que nuestro gato lleve un collar.

Utilidades y beneficios de los collares para gatos

1. Si vas a viajar con tu gato, principalmente en avión. Ten en cuenta que para poder pasar el transportín de tu gato por el dispositivo de rayos X destinado al control del equipaje, durante la inspección de seguridad en el aeropuerto, deberás extraer a tu gato del transportín y cogerlo en brazos, mientras tú pasas por el dispositivo de inspección de personas con él. Este momento puede ser especialmente delicado para tu felino debido a la ansiedad que puede ocasionarle, por lo que cualquier prevención será poca. Hacer uso de un collar o arnés y una correa que lo sujeten convenientemente, mientras lo acaricias con suavidad, puede evitar situaciones imprevisibles.

2. Por si se despista, se escapa o se pierde. La función del collar para tu gato en estos supuestos es vital, porque si lleva incorporada una placa identificativa con tus datos de contacto en él, o incluso, un dispositivo localizador GPS para gatos, no sólo tendrás más oportunidades de encontrarlo, sino que además podrás monitorizar su posición en tiempo real y controlar su posición (ver artículo “La importancia del localizador GPS en gatos en un viaje”).

3. Como señal de que es un gato casero y tiene dueño, en el caso de que supere las fronteras de tu casa. Si no dispone de collar, cualquier persona que se cruce con él puede pensar que se trata de un gato callejero, con todo lo negativo que ello conlleva.

Es cierto que existen 2 supuestos más que podrían considerarse relevantes para ponerle un collar a tu gato, pero los contras que pueden ocasionarle no acaban de justificar su necesidad. Nos referimos a:

- Factores estéticos. La evolución de accesorios para mascotas, y las tendencias de belleza que surgen entorno a ellas, proporcionan la opción de adquirir collares para gatos con diseños muy originales.
Ante esto, por un lado, hay que tener en cuenta que los gatos son animales que aprecian sentirse libres. Y por el otro, no todo ese tipo de collares cumple los requisitos para considerarlos ideales o convenientes para tu gato, hecho que puede ocasionar que tu felino quede atrapado con el collar en algún saliente o, incluso, que se enganche en él, con sus patas u orejas, si intenta quitárselo.

- Función antiparasitaria. Aunque es cierto que proporciona un beneficio claro que tu gato lleve un collar de este tipo, llevarlo puede ocasionarle irritaciones en la zona del cuello y pérdida de pelo. Puesto que los felinos no son mascotas que suelan tener un contacto asiduo con el agua, recomendamos el uso de otras opciones para llevar a cabo su rutina de prevención antiparasitaria, tales como las pipetas.

¿Qué debes tener en cuenta para escoger el mejor collar para tu gato?

1. Inclínate por aquellos que te den mayores garantías de calidad. Se caracterizan por ser cómodos al tacto, de nylon o terciopelo. Evita los de cuero o materiales duros.

2. Idealmente elásticos, para que puedan adaptarse a su cuello sin presionarlo.

3. Con doble cierre de seguridad. Este sistema permite que, en el caso de que tu gato se quede atrapado a causa del collar, con el simple hecho de estirar del collar, se abrirá directamente y tu gato quedará liberado.

4. Plantéate la opción de que sea fosforescente. Piensa que los gatos disponen de visibilidad nocturna, y les encanta escurrirse por la oscuridad de la noche. Poder distinguir su presencia en estos momentos, puede evitar que tropieces con él y, además que lo tengas controlado.

Por último, respecto a la opción de que el collar incorpore un cascabel, no es la más recomendable pese a todo lo que se ha escrito acerca de ello. Los motivos son dos: el primero tiene que ver con la sensibilidad auditiva de los felinos. El continuo sonido del cascabel a causa de su movimiento puede incomodarlos y desmontar su naturaleza sigilosa.
El segundo está mucho más asociado con su autoprotección. El uso del cascabel puede delatar la presencia de tu gato en situaciones en las que no quiere ser visto ni oído. Esto ocurre, principalmente, ante la amenaza de convivir con otras mascotas (perros guardianes, u otros), cuya presencia puede estresarlos o, incluso, dañarlos.