Malamute de Alaska

Alaskan Malamute
El Malamute de Alaska es un perro grande e imponente con aspecto de lobo y características típicas de la raza Spitz (una cola curvada, un pelaje muy grueso, orejas erectas y una cabeza en forma de cuña). El Malamute macho mide de 64 a 71 cm en la edad adulta y la hembra, de 58 a 66 cm. El peso varía entre los 38 y los 56 kg. El pelaje puede presentar diferentes colores y tonalidades: desde blanco y gris claro hasta negro, y desde dorado hasta rojo intenso con manchas.
  • Perro apto para dueños con experiencia
  • Se requiere un adiestramiento extra
  • Le gustan los paseos enérgicos
  • Le gusta pasear más de dos horas al día
  • Perro grande
  • Heavy drool
  • Requiere aseo cada dos días
  • Raza no hipoalergénica
  • Perro muy ladrador
  • Perro guardián. Ladra y está alerta
  • Puede necesitar entrenamiento para vivir con otras mascotas
  • Puede necesitar entrenamiento para vivir con niños

Origen

Una tribu inuit nómada del noroeste de Alaska, llamada los Malamutes, creó esta raza para tirar de grandes cargas en condiciones climatológicas extremadamente duras y para ayudar con la caza. Comparte su ascendencia con otras razas árticas, como el Samoyedo y el Husky siberiano, aunque su constitución no favorece la velocidad, sino la fuerza. Con su pelaje doble y grueso, su fuerza y su resistencia, no es de extrañar que el Malamute haya ayudado a arrastrar cargas en expediciones polares, algo que pocas razas más pueden soportar.

Personalidad

Puede que parezca un lobo, pero no actúa como tal. El malamute es un compañero amistoso y cariñoso, aunque quizá no sea la raza ideal para alguien que tenga perro por primera vez. Le encanta excavar y aullar, y puede sentir un gran impulso por perseguir a pequeñas criaturas peludas, como ardillas, gatos o perros pequeños. Por tanto, es esencial una socialización temprana y completa y un buen control de la obediencia a lo largo de su vida, incluyendo una respuesta fiable por su parte cuando se le llame.

Salud

Al igual que muchas otras razas, el malamute de Alaska puede sufrir displasia de cadera (una enfermedad que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza.

Ejercicio

El malamute necesita, como mínimo, dos horas al día de ejercicio, preferiblemente más. Le encanta tirar, por lo que es básico un temprano adiestramiento con la correa. A muchos les gusta practicar el canicross, una actividad en la que corren con sus dueños, pero evita el ejercicio vigoroso cuando haga calor.

Nutrición

Los perros de razas grandes, además de tener un gran apetito, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño. El malamute de Alaska es propenso a sufrir distensión del estómago y otros problemas estomacales; unas comidas más reducidas y frecuentes podrían minimizar el riesgo.

Aseo

Con un manto inferior grueso que puede tener una profundidad de 5 cm, junto con un pelaje protector áspero y grueso por encima, el malamute está bien protegido contra el clima duro y severo. Pero en una casa con calefacción centralizada, puede sufrir una abundante caída de pelo. Un cepillado diario ayudará a recoger mucho pelo suelto.

Mejores razas de perros para niños

Aunque tradicionalmente se cree que muchos perros son buenos con los niños, todos los perros y niños necesitan que se les enseñe a llevarse bien y a respetarse mutuamente para estar seguros. Aun así, los perros y los niños pequeños nunca deben quedarse solos y los adultos deben supervisar todas las interacciones entre ellos.

Perro

¿Es esta la raza de gato adecuada para ti?

Todos los perros tienen su propia personalidad, pero nacen con determinados instintos y comportamientos comunes. Prueba nuestro selector de razas y descubre qué razas de perros encajan mejor con tus preferencias y tu estilo de vida. Si tu perro y tú disfrutáis de cosas parecidas, seguramente viviréis una vida más feliz y satisfactoria juntos.

¿Estás pensando en comprar o adoptar un cachorro?

Apúntate al Club Pro Plan y recibirás ayuda personalizada para aprender a cuidar a tu cachorro gracias a nuestro grupo de expertos de Purina. Te daremos los mejores consejos y trucos para el primer año de vida de tu cachorrito, desde el adiestramiento para que aprenda a hacer sus necesidades en el lugar correcto hasta su primera visita al veterinario.

APÚNTATE AL CLUB PRO PLAN

Qué debes tener en cuenta

Adopción

Es muy gratificante adoptar un perro de un refugio de animales o una protectora. A menudo significa darles una segunda oportunidad en la vida. Hay muchos perros esperando una familia que los quiera, un hogar para siempre. Los buenos centros se esmeran por juntar a las personas adecuadas con los perros adecuados. El personal aprende todo lo que puede sobre los perros a los que acoge y pasará un tiempo conociéndote a ti, tu familia y tu estilo de vida, antes de emparejarte con alguno de sus perros. En el centro también estarán encantados de aconsejarte y responder a cualquier pregunta que puedas tener antes y después de la adopción. Haz clic aquí para obtener más información.

Encontrar un buen criador

Si lo que quieres es un cachorro con pedigrí, entonces lo mejor es buscar un criador con buena reputación. Ponte en contacto con la secretaría del club de la raza en cuestión, tal vez tenga una lista de camadas disponibles o pueda ponerte en contacto con los criadores de tu zona. Intenta escoger un criador que forme parte de un programa verificado de criadores. Visita concursos caninos para conocer a los criadores en persona y pregunta sobre la disponibilidad de cachorros de la raza que quieras.

Acoger al perro en casa

La llegada de un cachorrito o de un perro adulto a casa, es un momento muy emocionante para todos. Mientras esperas el gran día, es posible que quieras distraerte; por suerte hay algunas cosas que debes hacer antes de dar la bienvenida a tu mascota