CÓMO AYUDAR A UN PERRO OBESO A PERDER PESO

Perro obeso

CÓMO AYUDAR A UN PERRO OBESO A PERDER PESO

Perro obeso

CÓMO AYUDAR A UN PERRO OBESO A PERDER PESO

Perro obeso
October 17, 2019

CÓMO AYUDAR A UN PERRO OBESO A PERDER PESO

¿Mi perro tiene sobrepeso?

Hoy en día más del 35% de los perros de nuestro país sufren sobrepeso y, aunque los motivos por los que un perro tiene sobrepeso son distintos a los nuestros (ya que nuestro compañero no puede elegir el menú que tomará ni el tiempo que va a estar paseando o corriendo en el parque), las consecuencias de dicho sobrepeso sí que son similares a las nuestras: diabetes, presión arterial alta, problemas para respirar, artritis, mal funcionamiento del hígado y dificultades con la digestión. 

Generalmente no somos conscientes de los daños que podemos ocasionar a nuestro perro cuando no cubrimos correctamente las necesidades básicas de nutrición y ejercicio que necesita. El exceso de golosinas e inactividad hacen que un perro de complexión normal se convierta en un perro obeso y adquiera los correspondientes problemas de salud mencionados anteriormente. Por ello, es muy importante que tomemos consciencia de este problema cada vez más extendido y ayudemos a nuestro perro a estar sano para que pueda disfrutar de una vida longeva y feliz. Antes de plantearte la posibilidad de hacer que tu perro baje de peso, deberás asegurarte que efectivamente, tu compañero necesita adelgazar.
 

Signos de sobrepeso en perros

El primer paso para ayudar a adelgazar a un perro, es identificar el problema y tomar consciencia de que tu perro necesita bajar de peso. El peso ideal de un perro variará en función de la raza, el tamaño y la edad; engordar un kilo no supone lo mismo para un perro de raza pequeña que para uno de raza grande, o para un perro sénior que para uno joven. Puedes comprobar el estado físico de tu perro y conocer su peso ideal siguiendo los siguientes consejos:
 

  • Observa la silueta de tu perro desde 2 puntos de vista diferentes, de perfil o de costado y desde arriba, examinando el lomo o su columna vertebral.
     
  • Cuando le estés examinando desde arriba, deberás notar que su cuerpo no es recto, sino que marca una ligera curvatura que comienza al final de la caja torácica hasta su cadera. 
     
  • Examinando a tu perro de costado, deberás palpar la caja torácica y buscar sus costillas. Si a priori no las notas no debes preocuparte, no es señal de sobrepeso, pero si te cuesta notar sus costillas presionando con la mano, entonces tu perro tiene exceso de grasa corporal y necesita bajar de peso.

 

¿Cómo puedes ayudar a tu perro a adelgazar?

Antes de iniciar el proceso para hacer que tu perro baje de peso, no olvides que la clave para ayudarle es, principalmente, la constancia. Implícate en el proceso desde el primer minuto y no olvides que la salud de tu compañero depende de tus cuidados.

 

¿Qué deben comer los perros con sobrepeso?

La mejor dieta para adelgazar a un perro, es la que tu veterinario os indique. Nadie mejor que él conoce las necesidades nutricionales y la historia clínica de tu compañero. Pero tú también puedes elegir la comida específica que necesitas para mantener el peso ideal de tu perro teniendo en cuenta los diferentes factores, como la edad, que se indican en los envases de comida específica para bajar de peso. En Purina Pro Plan encontrarás el alimento bajo en calorías que necesitas, además de contar con la tranquilidad de la calidad, sabor y nutrición que nos avalan. No olvides que contar con un especialista veterinario que controle la pérdida de peso del perro, es siempre la mejor manera de proceder.


Cambios en su dieta

Además de cambiar el alimento por uno de específico con la ayuda de un veterinario, deberás eliminar por completo los malos hábitos alimenticios de tu perro, si los hubiera. Los cambios de alimentación que contribuyen a que tu perro baje de peso son:
 

  • No darle alimento a deshoras. 
     
  • Eliminar los premios por un tiempo. No es recomendable ofrecer a tu perro más de un 10% en alimentación complementario del total de kilocalorías ingeridas diarias.
     
  • No ofrecerle la comida casera de nuestras sobras.
     
  • Deberás medir la ración diaria que necesita cada día.
     
  • Evita que tu perro se lleva a la boca alimentos que encuentre por la calle.
     
  • Hacer la transición a la nueva dieta en varios días, siguiendo las recomendaciones recomendadas.


Horarios y raciones estrictas

Mientras dure la dieta del can, ya no podrá disponer del comedero lleno de comida (aunque sea comida específica para bajar de peso) para alimentarse siempre que tenga hambre, al contrario, a partir de ahora deberás controlar su ingesta estableciendo unos horarios muy estrictos para asegurarte que no come más de lo conveniente ahora.

Si te preocupa que tu perro pueda tener sensación de hambre, debes saber que los perros regulan esa sensación de 2 maneras: mediante el volumen de su estómago cuando está lleno y mediante los niveles de glucosa en sangre. No podemos ofrecerle grandes cantidades de comida para saciarle, puesto que nuestro objetivo es que baje de peso, pero sí que podemos hacer algo con los niveles de glucosa en sangre: podemos darle de comer varias veces al día en lugar de concentrar todo el alimento en 1 o 2 ingestas, ya que los niveles de glucosa suben después de la ingesta. Lo ideal es repartir el alimento del día en tres raciones y mantener los mismos horarios para cada una, ya que de esta manera el perro estará más tranquilo, porque sabrá que en unas horas volverá a comer y no se estresará tanto.

Ejercicios para perros obesos

No aumentes el tiempo de vuestros paseos de golpe, hazlo de manera gradual para acostumbrarle al cambio. Recuerda que se trata de un perro con sobrepeso y no está en su mejor momento físico. Eso sí, el ejercicio deberá formar parte de vuestra rutina diaria e ir aumentando de intensidad a medida que mejoren su fuerza física y ánimos. 

Puedes comenzar con unos paseos cada vez más largos, sin obligarle a correr, ya que si se ejercita en exceso, podría comenzar a asfixiarse. Se recomienda que todo perro pasee un mínimo de 30 minutos al día, a un ritmo adaptado a su condición física. Jugar mucho también es una buena manera de ejercitar a tu compañero, ya que estará perdiendo peso a la vez que reforzaréis vuestro vínculo de confianza. Además, realizar ejercicio le ayudará a perder el apetito.

Transcurridas unas semanas, podrás intensificar el ejercicio del perro llevándole por lugares donde tenga que sortear obstáculos o incluso podréis salir a pasear en bicicleta juntos, primero al trote y si ves que puede ejercitarse un poco más, entonces podrá correr a tu lado mientras tú vas en bicicleta. Recuerda incrementar el nivel de ejercicio de manera paulatina para no sobrecalentar a tu compañero.

Comparte este producto con otras personas

EmailtwitterFB