ENFERMEDADES EN LOS OJOS DE LOS GATOS

Enfermedades en los ojos de los gatos

ENFERMEDADES EN LOS OJOS DE LOS GATOS

Enfermedades en los ojos de los gatos

ENFERMEDADES EN LOS OJOS DE LOS GATOS

Enfermedades en los ojos de los gatos
November 08, 2019

ENFERMEDADES EN LOS OJOS DE LOS GATOS

En ocasiones, puede que un gato sufra enfermedades en los ojos. Clamidiosis felina, herpes, uveítis facolítica… Existen de distintos tipos y, aunque se debe estar atento en caso de descubrirse algún síntoma, se recomienda visitar al veterinario para que les recete el tratamiento adecuado.

Los gatos son animales que dicen mucho con la postura corporal, la cola, la posición de las orejas o la mirada. Cualquier persona que conviva con uno se percatará si este tiene la mirada extraña o muestra síntomas de sentir los ojos diferentes o especialmente llorosos. Pero te explicaremos algunos aspectos generales en referencia a las enfermedades en los ojos de los gatos para orientarte.

Si descubres que tu mascota tiene un problema, debes saber que algunas enfermedades son comunes, como la conjuntivitis, sobre todo en sus primeros meses de vida o si se relacionan con otros animales. Pero, en todo caso, lo recomendable es que el veterinario diagnostique su estado.

Síntomas de problemas en los ojos de los gatos

Aunque los ojos son una parte especialmente sensible en cualquier animal, es importante realizar un primer reconocimiento con el objetivo de averiguar si sufre algún problema.

Muchas enfermedades oculares en los gatos les pueden provocar conjuntivitis. Este problema se puede detectar al formarse una membrana de color que inflama el interior de los ojos y provoca un enrojecimiento intenso. Esta enfermedad también se puede detectar si el gato tiene los ojos llorosos o si se observa que le llora solo uno de ellos.

Los gatos pueden sufrir inflamaciones oculares, lo que les provocará que los ojos tengan un aspecto distinto, una mirada extraña. Se puede detectar si tienen un ojo más pequeño o inflamado que el otro, parpadean de forma extraña o si pasan más tiempo del habitual tratando de limpiarse los ojos con la pezuña.

Otro síntoma suelen ser las legañas o la continua suciedad en los ojos. Todos los gatos tienen alguna legaña de vez en cuando, pero si observas que parece sufrirlas continuamente, puede que sea sintomático de alguna enfermedad.

Además de estos problemas locales, los gatos también pueden mostrar síntomas de malestar más generales: mal humor, fiebre, pérdida del apetito, pasar demasiado tiempo escondidos, continuos estornudos o mucosidad excesiva. Si observas que tu gato sufre un comportamiento extraño, no dudes en llevarlo al veterinario.

Ojos enfermos en gatos

Son distintas las causas que pueden provocar enfermedades oculares en los gatos. Desde el contagio de otros gatos a bacterias o problemas con partículas extrañas que se les hayan metido dentro.

Una de las enfermedades más habituales es la clamidiosis felina, causada por una bacteria llamada Chlamydophila felis. Esta enfermedad suele atacar especialmente a los gatos pequeños o los que viven en compañía de otros animales. Cuando se ven afectados por esta bacteria, se suele exteriorizar mediante una conjuntivitis no demasiado intensa.

Pero problemas como herpes felino, el calicivirus felino, glaucomas y otras tantas variedades de enfermedades también pueden afectar a los ojos de los gatos. Por eso no hay que pensar que se curarán solos. Si observas que tu gato tiene el ojo inflamado o que continuamente sufre alguna anomalía, lo más probable es que esté sufriendo un problema que requiera de atención veterinaria.

Ten en cuenta que no todas las enfermedades se contraen por agentes externos: algunos problemas son genéticos y pueden surgir independientemente del tipo de vida que tenga tu mascota.

Cómo curar una infección en los ojos de los gatos

La visita al veterinario es esencial si el gato muestra síntomas de sufrir alguna enfermedad ocular. El ojo inflamado, lloroso, enrojecido… Todo esto puede ser consecuencia de un problema mayor y, en algunos casos, una enfermedad no tratada puede conllevar la pérdida del ojo.

El veterinario observará y diagnosticará lo que le ocurre, en algunos casos extrayendo una muestra de las secreciones que expulse por los ojos. Resulta habitual que el veterinario aplique gotas de anestésico sobre el ojo para no molestar demasiado al gato mientras lo explora, o que use un colorante para averiguar si hay heridas en la superficie. A partir de ese momento, te dará consejos para tratar a tu mascota y es posible que, dependiendo de la causa, le recete antibióticos locales o generales.

En tu mano estará el cuidar al felino, animarle a que coma, mantenerlo más contento en días complicados para él y seguir con exactitud el tratamiento recetado por el veterinario.

Prevenir problemas en los ojos de los gatos

La mejor manera de prevenir las enfermedades en los ojos de los gatos es la misma que con casi todos los problemas de salud: tener máxima atención en su comportamiento y llevarlo al veterinario regularmente para que compruebe su estado de salud y mantenerlo al día con las vacunas.

Resulta especialmente importante si el gato comparte hogar con otras mascotas o si tiene acceso al exterior, ya que se expondrá a más posibilidades de sufrir contagios o infecciones.

Si observas que tu gato tiene la mirada rara o algún elemento que le molesta en el ojo, intenta minimizar el dolor y limpiar la zona con agua tibia o solución fisiológica, con mucho tacto para evitar que le provoque mayores problemas. Pero en el caso de persistan las molestias, debes acudir a que lo revisen.

Por último, se debe apuntar un hecho muy importante para la prevención y mantenimiento de la salud de los gatos: su esterilización ayuda a prevenir toda clase de enfermedades. Las épocas de celo o la competencia entre distintos gatos por una hembra suelen provocar comportamientos que en ocasiones resultan dañinos para sus ojos, una de sus partes más sensibles.

Comparte este producto con otras personas

EmailtwitterFB