Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Su Bienestar, Nuestra Pasión.
Shiba Inu japonés

Shiba Inu japonés

El Shiba Inu es un perro robusto de tamaño mediano, tipo Spitz (orejas erguidas, pelaje grueso y cola enroscada) y es una versión reducida del Akita. Los machos adultos miden alrededor de 39,5 cm y las hembras, 36,5 cm. El manto inferior grueso y suave está cubierto por una capa superior dura y lisa que puede ser de color rojo, rojo sésamo (rojo con pelo protector negro), negro y fuego o blanco.

¿Sabías que?
  • Perro apto para dueños con experiencia
  • Se requiere algo de adiestramiento
  • Le gustan los paseos activos
  • Le gusta pasear una hora al día
  • Perro pequeño
  • Babeo mínimo
  • Requiere aseo cada dos días
  • Raza no hipoalergénica
  • Perro expresivo y ladrador
  • Perro guardián. Ladra y está alerta
  • Puede necesitar entrenamiento para vivir con otras mascotas
  • Puede necesitar entrenamiento para vivir con niños
Raza de perro Shiba Inu Japonés parado cerca de los campos

Personalidad

El shiba inu japonés es un perro atento, activo y amistoso que puede ser bastante independiente y que suele tener un fuerte instinto de caza. Una socialización concienzuda y temprana es básica para ayudarlo a ser sociable con otros perros. Un rasgo característico de la raza es el «grito shiba», una vocalización muy aguda que emite cuando está emocionado o agitado.

Raza de perro Shiba Inu Japonés tumbado en la hierba

Origen

Criado para cazar y hacer salir a la caza menor en las montañas de Japón, el shiba inu es una versión pequeña del akita (de hecho, este nombre significa «perro pequeño»). Se sabe que es una de las razas más antiguas de Japón, que se remonta al siglo III a. C. El shiba inu estuvo a punto de desaparecer por completo en la Segunda Guerra Mundial, pero para recuperar la raza se utilizaron los pocos perros que sobrevivieron a los ataques aéreos y a una epidemia de moquillo.

Encuentra tu mascota ideal

Raza de perro Labrador tumbado junto al sofá
Encuentra tu mascota ideal
Razas de perros
¿Un perro de raza pequeña o uno grande y robusto? ¿De pelaje liso o aspero y rizado? ¿Golden Retriever o Yorkshire Terrier? Con docenas de razas de perros para elegir, sabemos que puede ser difícil encontrar al perro más afín a tu estilo de vida. ¡Déjanos ayudarte!
Cachorro caminando junto al dueño con una correa
Encuentra tu mascota ideal
Escoger el perro ideal para ti
Si estás pensando en tener un perro, es muy importante que elijas uno que encaje contigo y con tu estilo de vida. En Purina encontrarás información que puede ayudarte a tomar esta decisión.
Perro con cuello rojo sentado al lado de la dueña
Consejos
Consejos para un nuevo perro en casa
Traer un perro o cachorro a casa por primera vez es tremendamente emocionante, pero exige cierta planificación. En Purina encontrarás todo lo que necesitas saber para dar la bienvenida a tu perro a casa.
Perro con collar rojo
Consejos
Hacer de tu casa un hogar acogedor para tu perro
Una vez que hayáis tomado la decisión, es importante que le proporciones a tu perro un espacio seguro en el que vivir. En Purina encontrarás más información sobre cómo preparar una casa y jardín ideal para perros.
Perro tumbado con collar rojo
Adopción
Es increíblemente gratificante adoptar un perro de un refugio de animales o una protectora. A menudo significa ofrecerles una segunda oportunidad de vida. Hay muchos perros esperando una familia pero, ¿qué puedes esperar del proceso?
Perro con collar rojo mirando por la ventana
Encuentra tu mascota ideal
Dónde adoptar un perro
¿Sabías que en España hay muchos centros que ofrecen la oportunidad de adoptar un perro? Numerosos refugios, albergues o protectoras te informarán de los pasos a seguir a la hora de adoptar un perro, ya que es una decisión importante. A continuación te damos las claves de dónde adoptar un perro, qué tener en cuenta y la visita al centro en concreto.
Propietario comprobando el collar del perro
Encuentra tu mascota ideal
Requisitos para adoptar un perro
Cuando te planteas acoger un perro, lo primero que debes considerar seriamente es si dispones del tiempo y la predisposición para hacerlo. Incorporar un perro en tu rutina, sobre todo si es un cachorro, implica un nivel de dedicación y esfuerzo importante, que puede modificar mucho tu estilo de vida.